Amador tuvo una jornada tranquila en el Giro

Andrey Amador tuvo una etapa bastante tranquila después de las duras jornadas que vivió los días anteriores. El vencedor del día fue Roger Kluge (IAM), que aprovechó un ataque en el kilómetro final tras el desgaste del lote principal en dar caza a una fuga peleona. Después de la 17a etapa, no hay cambios en la general y el costarricense permanece octavo.

La fuga tuvo tres protagonistas: Oss (BMC), Zhupa (Southeast) y Brutt (Tinkoff). Pese a que contaron con una renta superior a los cuatro minutos, el pelotón apretó en la segunda mitad de la etapa para poder disputar la etapa en una llegada masiva. Por sorpresa, a unos 30km para la llegada, hasta tres corredores, Bak (Katusha), Belkov (Lotto Soudal) y Konovalovas (FDJ) llegaron al trío de cabeza, que con una gran coordinación en los relevos conseguían mantener la distancia de 20″ con respecto a un pelotón nervioso.

Sin embargo, con los trenes para el sprint ya montados, el pelotón les engullió en el último kilómetro. Justo cuando se creía que la etapa se la jugarían los hombres rápidos, Kluge arrancó y con un un buen margen, se aprovechó de la fatiga para vencer en Cassano d’Adda. Por su parte, Amador ingresó en el pelotón principal sin problemas.

Mañana se disputará la etapa más larga de este Giro d’Italia con 244km entre Muggiò y Pinerolo. Un puerto de segunda categoría a pocos kilómetros para la llegada podría hacer diferencias en la general. El descenso del puerto y un tramo de pavé a falta de 3km para la meta también añadirán espectáculo a la jornada.

Fuente: andreyamador.com

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *