David Ramírez: De Principito a Princeso

La comparación desde un inicio parecía exagerada, pero con tan solo unos partidos y algunos goles, hace poco más de un año algunos medios se atrevieron a comparar a David Ramírez con Rolando Fonseca, exjugador que despierta sentimientos encontrados entre la afición saprissista debido a lo que algunos llaman “traición” por irse a jugar al máximo rival, pero que en su tiempo con la camiseta morada dejó huella, además de brindar muchas alegrías al convertirse en un estandarte de la Selección Nacional.

Lo cierto es que, dejando los romanticismos de lado, la calidad futbolística de Rolando Fonseca y su legado nunca podrán ser cuestionados. A la edad de David Ramírez, Fonseca ya era un jugador consagrado en el fútbol nacional y mantendría un rendimiento que le llevaría a jugar en clubes de México, Colombia y Guatemala. Además se convertiría en el máximo anotador de la Selección Nacional con 47 goles, uno de ellos en el Aztecazo, y otros 2 en el Ricardo Saprissa en el juego que selló la clasificación a Japón y Corea 2002.

Solo han bastado unas líneas para darnos cuenta de que David Ramírez aún está muy lejos de Rolando Fonseca estadísticamente, y que quienes se dedicaron a compararlos no solo fueron irresponsables, sino también ignorantes. Lo más preocupante no es que David Ramírez esté lejos de los números de Fonseca, ya que esto es algo que puede mejorar con el tiempo, sino que su indisciplina le ha privado de mantener la regularidad y hacerse un nombre dentro del Saprissa. Más bien, se ha convertido en un jugador que constantemente se ve envuelto en polémicas por su actitud. Fonseca se ganó el que le llamaran “Principito” al mostrar un gran fútbol a tan corta edad, mientras que Ramírez, por su rebeldía e indisciplina, se ha ganado el sobrenombre de “Princeso”. Ironía futbolística; decadencia saprissista.

Desde el 2013 Ramírez ha mostrado constantes problemas de indisciplina:

*Reveló su salario a la prensa, lo que molestó a la directiva y le causó una sanción de varios partidos.

*Insultos a la afición rival en Limón al celebrar un gol: 3 partidos de sanción.

*Gesto inapropiado al celebrar un gol en Belén.

*Pelea con Ariel Rodríguez luego de un juego ante el Estelí.

*Sancionado y enviado a las gradas por Rónald González por un incidente en Kansas.

*Se ausenta de partido en Trinidad y Tobago minutos antes por un supuesto “dolor de cabeza”.

*Cruce de palabras con Erick Lonnis.

*Entrada malintencionada en un partido de Sub23.

Además de los problemas de indisciplina, tuvo la oportunidad de jugar a préstamo en el Evian de Yeltsin Tejeda en Francia, pero solo jugó 141 minutos y no anotó un solo gol. Bajo estas circunstancias, solo Ramírez puede darle un giro a su situación y evitar que la indisciplina evite su progreso y consagración en el fútbol nacional. No basta tampoco con anotar un doblete en un partido y desaparecer en 2. Lo importante es la regularidad, el compromiso, y el respeto a la institución saprissista, y para lograrlo se requiere de mucha disciplina. ¿Lo logrará David Ramírez?

IMPORTANTE: Este es un blog escrito por aficionados como ud, no es la opinión de Deporticos. En este medio respetamos la libertad de expresión y apoyamos y valoramos la opinión de nuestros seguidores.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa

Jonathan Salazar Azofeifa

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *