El Atlético solo saca un punto de Kazajstán

El Club Atlético de Madrid empató a cero ante el FC Astana en un partido del Grupo C de la UEFA Champions League igualado y espeso en el que los rojiblancos tuvieron las mejores ocasiones.

En el moderno Astana Arena, cubierto para evitar la nieve y las bajas temperaturas de la capital de Kazajstán, Diego Simeone apostó por una alineación con muchos titulares para intentar superar al Astana en su terreno de hierba artificial. Con un centro del campo muy compacto con Tiago, Koke, Gabi y Saúl Ñíguez, el equipo visitante corroboró con su alineación lo comentado en rueda de prensa: el partido era vital para el Atlético.

Pero comenzó con algo más de ritmo el equipo de Stanimir Stoilov. Se han visto dos versiones del Astana en esta Champions, una como local y una como visitante, y la versión de los kazajos en su estadio ha demostrado ser bastante más peligrosa. De hecho el lateral Dmitri Shomko fue el primero en probar suerte con un remate contra la portería de Jan Oblak.

Con el paso de los minutos el Atlético se fue asentando y con su gran juego a balón parado empezó a inquietar a la zaga rival. Tiago tuvo una gran ocasión en el minuto 11 que desbarató bien el defensor Evgeni Postnikov y a partir de ahí los de Simeone se fueron soltando y llegando con más hombres a territorio rival. Sin embargo, Junior Kabananga levantó al público de sus asientos con una gran jugada en el minuto 20 en la que le ganó un duelo de potencia a José María Giménez para forzar un saque de esquina.

En el minuto 32 el Atlético respondió a la presión local con una ocasión de oro de Fernando Torres, que aprovechó una falta de entendimiento entre Nenad Erić y Evgeni Postnikov para sacarse un disparo cruzado que se marchó a escasos centímetros de la puerta del portero del Astana. La respuesta llegó con un disparo lejano de Foxi Kéthévoama que se marchó por encima del marco de Oblak, y justo antes del descanso Koke estuvo a punto de romper el empate con un libre directo que golpeó en el larguero de la portería de Erić.

El inicio del segundo acto no se diferenció mucho del primero. El Astana volvió a salir enchufado y Serikzhan Muzhikov probó suerte a la primera de cambio con un disparo potente desde la frontal que no supuso ningún problema para el esloveno Oblak. En los siguientes minutos lo siguió intentando el cuadro de Stoilov ante un Atlético algo aletargado, necesitado de algún cambio en la dinámica del partido para volver a meterse en el encuentro.

Diego Godín tuvo un remate tras un saque de esquina que hizo trabajar de nuevo a Erić en el minuto 56, pero el partido era trabado y espeso y tanto las jugadas fluidas como las ocasiones de gol brillaban por su ausencia. Simeone decidió entonces sacar a Jackson Martínez por Torres para intentar darle oxígeno al ataque rojiblanco.

Con la hora superada el equipo español pareció estirarse unos metros. El Astana ya no llegaba tanto, aunque Shomko seguía probando suerte desde lejos, y pese a ser un control tímido el balón era más rojiblanco. Y para eliminar esa timidez Yannick Carrasco entró en el campo en lugar de Saúl. Más regate y velocidad para intentar buscar los tres puntos.

En el 74 apareció con peligro por primera vez Antoine Griezmann y cerca estuvo de hacer el 0-1 con un zurdazo cruzado, y poco después Carrasco estrenó su contribución con un centro que se envenenó para tocar el larguero local a falta de un cuarto de hora para el final. El partido iba inclinándose hacía la portería de Erić según iba acumulándose el cansancio.

Para los últimos diez minutos Óliver Torres suplió a Koke, pero con el extremeño el resultado tampoco se movió y el Atlético tuvo que conformarse con un punto en su visita a Kazajstán.

Fuente: UEFA

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *