El Barça, el gran ganador de la Gala LFP

El FC Barcelona ha sido el ganador de la Gala LFP. Los equipos del clásico han acaparado casi todos los premios de la Liga BBVA, en la Gala de la Liga, que se ha celebrado esta noche en el Fórum de Barcelona. El equipo catalán ha acaparado casi todos los premios de la Liga BBVA, en la Gala de la Liga, que se ha celebrado esta noche en el Fórum de Barcelonse. Se ha llevado los premios del mejor portero (Claudio Bravo), delantero (Lionel Messi) y entrenador (Luis Enrique). Neymar Jr ha sido escogido como mejor jugador americano en la Liga.

El Real Madrid ha sido el segundo protagonista, ha recogido las distinciones al mejor defensa (Sergio Ramos) y centrocampista (James Rodríguez). Cristiano Ronaldo, por su parte, ha sigo galardonado con el premio al jugador cinco estrellas de la afición.

Y el valencianista Sophiane Feghouli ha sido el mejor jugador africano.

Messi ha señalado que ha sido un placer haber sido condecorado con un segundo premio en la noche, después de haber sido también escogido como mejor delantero de la pasada temporada. “Este premio se lo dedico a mi hijo Thiago, que siempre se enoja cuando me voy de casa y me dice si me voy otra vez al ‘gol’ (a jugar a fútbol)”, ha dicho.

El premio de Cristiano Ronaldo lo ha recogido el capitán del Madrid, Sergio Ramos, quien antes también había sido distinguido como mejor defensa de la pasada temporada.

La elección de la capital catalana como escenario de los premios no pareció casual teniendo en cuenta que cinco de los catorce premios se los llevaron jugadores del Barcelona, vigente campeón de la competición doméstica.

Lejos de adaptarse al horario europeo, la gala empezó a las 22.10 horas, con diez minutos de retraso según el horario previsto. Como si de la entrega de Los Óscar se tratara, los protagonistas empezaron desfilar por el tapiz hasta dos horas antes de que el humorista Leo Harlem y la actriz Elisa Mouliaá amenizaran una noche en la que los discursos de agradecimiento se caracterizaron por su brevedad.

Corto fue el discurso del chileno Claudio Bravo que al recoger el premio a mejor portero se quejó del vídeo que la LFP emitió con errores de arqueros. “El vídeo que han mostrado no se corresponde con la realidad de los delantero”, ha aseverado algo contrariado.

En los prolegómenos, no se vio ningún balón y mucha elegancia. No faltaron futbolistas de Primera y Segunda División, pero tampoco se perdieron el evento deportistas como la tenista Garbiñe Muguruza, el dos veces Campeón del Mundo de Moto GP, Marc Márquez, y las componentes de las selecciones de waterpolo femenino y natación sincronizada.

Todos ellos vestidos para la ocasión, posando en hasta tres ocasiones ante los fotógrafos y las múltiples cámaras de televisión que se agolpaban buscando el mejor perfil y alguna aislada declaración de alguno de los protagonistas.

Y es que fueron más de dos horas previas en las que el balón quedó en un segundo plano para que reinaran las lentejuelas, los tacones, las corbatas y alguna que otra conversación amigable entre los protagonistas de la actualidad futbolística.

Una de ellas fue el encuentro entre el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, el padre del brasileño, Neymar Jr, y Wagner Ribeiro, uno de sus representantes.

Los tres conversaron amigablemente en un momento en el que el club azulgrana busca llegar a un acuerdo para renovar el contrato del exjugador del Santos, que tampoco faltó a la ceremonia, acompañado, eso sí, por tres de sus inseparables compañeros de aventuras en Barcelona conocidos popularmente como los ‘Tois’.

Y es que el día en el que se dieron a conocer los tres finalistas del Balón de Oro, dos de ellos -Messi y Neymar- se dejaron ver en el centro de convenciones para recoger el galardón de mejor delantero y mejor jugador, para el argentino, y mejor jugador americano, para el brasileño.

El rosarino, más discreto de lo habitual con un traje menos original de los que últimamente luce en las galas de la FIFA, fue el primero de los componentes de la comitiva azulgrana en pisar la alfombra.

A diferencia de su compañero de equipo, sólo le acompañó Pepe Costa, una de sus personas de confianza dentro de la estructura de la entidad azulgrana.

El cuatro veces Balón de Oro no se cruzo con su rival directo en el último lustro: Cristiano Ronaldo. Vencedor el año pasado de tres galardones en la gala del fútbol español, el luso sólo se llevó en esta ocasión el premio al mejor jugador de la afición.

Todo lo contrarió que sus compañero de equipo, el colombiano James Rodríguez y el español Sergio Ramos, que asistieron a la ciudad donde habita el eterno rival para recoger los galardones de mejor defensa y mejor centrocampista, respectivamente.

Otro de los ausentes fue el entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, que como Ronaldo, también se quedó en casa y no recogió el galardón a mejor entrenador de la Liga 2014/15.

Acostumbrado a quedar en un segundo plano, el preparador azulgrana se ausentó de unos premios cuya ceremonia futbolística fue mucho más ágil que el desfile de las celebridades.

https://www.youtube.com/watch?v=bPs9ulCwkNc

Fuente: EFE

Comentarios en Facebook

También podría gustarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *