¡En la cima de Europa! ¡Keylor y Real llegan a la Undécima!

El arquero nacional, Keylor Navas, tuvo una discreta participación este sábado en el triunfo del Real Madrid CF frente a sus vecinos del Atlético de Madrid, en la Gran Final de la UEFA Champions League, efectuada en el estadio San Siro de Milán, Italia.

Pero lo de “discreta” no es porque haya fallado o porque se haya mostrado titubeante, al contrario, estuvo concentrado y seguro cada vez que los colchoneros asomaron a su arco. Lo discreto en realidad fue el partido, que tuvo mucho de táctica, de garra y de entrega, pero poco de vistos y acciones de peligro.

Los merengues se fueron arriba en el marcador al 15’, cuando Sergio Ramos pescó un balón en el centro del área chica y lo envió al fondo, luego de que Gareth Bale desvió con su cabeza un cobro de tiro libre de Luka Modric.

Hasta ese momento el juego era ligeramente dominado por el Madrid, y gol parecía iniciar una historia diferente a la vivida hace dos años en Lisboa, cuando ambos conjuntos también se disputaron la “orejona”.

Sin embargo, fiel a su estilo, el “Atleti” comenzó a hacer su trabajo. Primero, neutralizó los ataques de su rival. Después, le robó el balón. Por último, empezó a generar peligro por las bandas. Terminó siendo mejor al cierra de la primera parte.

Por si fuera poco, nada más iniciando el complemento tuvo una oportunidad de oro para regresar a la lucha por el título, cuando Antoine Griezmann desperdició un penal estrellándolo en el horizontal.

Pero los rojiblancos siguieron trabajando. Siguieron presionando a un rival que se fue quedando sin piernas. Karim Benzema fue relevado. Gareth Bale terminó caminando. Cristiano Ronaldo, también.

El empuje al final le dio resultados y al 79’ llegó el merecido empate. Gabriel “Gabi” Fernández cuchareó una pelota para Juan Francisco “Juanfran” Torres, quien de seguido centró por bajo y Yannick Ferreira-Carrasco de barrida puso el empate en el segundo palo.

A partir de ese momento el Atlético vivió sus mejores momentos. El ingreso de Carrasco le dio mucho vértigo al encuentro, pero hubo poca claridad en el último cuarto de cancha. El Madrid por su parte careció de ideas y se partió. Bale y Cristiano corrían balones despejados sin sentido o definían precipitadamente los que lograban controlar.

El pitazo final llegó sin mayores emociones. Al igual que los 30 minutos del tiempo suplementario, con excepción de las últimas instancias, donde el Real asomó buscando evitar los penales.

Ya en la ronda de penales los lanzadores lucieron seguros y eficaces. Ocho cobros seguidos hacia el fondo de las redes. Juanfran tenía el quinto para el Atlético, pero lo esquineó mucho ante la estirada de Navas -que adivinó-  y lo estrelló en el vertical. Cristiano Ronaldo llegó con la mesa servida y no lo desaprovechó.

La celebración blanca en todo el mundo se desató cuando CR7 la puso al lado contrario del arquero. La undécima llegó. Un tico consiguió el trofeo más prestigioso y codiciado del mundo del fútbol.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *