Espanyol y Saprissa unidos por don Ricardo

Escrito por Prensa Saprissa. La develación del retrato de don Ricardo Saprissa en el estadio Cornellá el Prat de Barcelona, casa del Real Club Deportivo Espanyol, es uno de los acontecimientos más importantes en la historia de los dos clubes que amó este extraordinario personaje. Un gran homenaje para una persona que siempre creyó el en deporte tico.

 

Campeón de España en 1928 y capitán del equipo tras la venta del portero Ricardo Zamora al Real Madrid en 1930, Ricardo Saprissa es toda una leyenda del deporte español, en el que conquistó además dos cetros en dobles de tenis y otros dos en hockey sobre pasto. 

Para el saprissismo, representa una nueva alegría tras la reciente consecución del título 30 en la Primera División y abre una posibilidad para que en un futuro muy cercano ambos clubes puedan establecer lazos de amistad y cooperación deportiva. 

El 20 de agosto de 1932, la Asamblea de socios del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona acordó nombrar a don Ricardo Saprissa Aymá como Presidente de Honor de la institución, el mayor reconocimiento que existe en el balompié hispano.

El acuerdo, sin embargo, cayó en el olvido tras el inicio de la guerra civil en 1936. Como los simpatizantes del Espanyol eran considerados nacionalistas (partidarios de Francisco Franco), para evitar que fueran arrestados o fusilados, dos personeros del club decidieron quemar todos los libros de actas donde pudieran aparecer nombres de socios o personas cercanas al equipo.

Al finalizar el conflicto en 1939, la prioridad del Espanyol era retomar sus funciones con normalidad. En medio de tanto ejetreo, el tema del nombramiento de don Ricardo se pierde y no se vuelve a hablar hasta el año 2011, cuando el historiador barcelonés Jordi Puyaltó y el periodista costarricense José Antonio Pastor publican en España “Ricardo Saprissa, una vida de leyenda”, libro que expone el caso a partir de un comunicado de prensa del club que es difundido, tanto en catalán como en castellano, en los principales periódicos de la época.

“Los comunicados de prensa no eran habituales en esa época”, comenta Pastor, “así que redactar uno para una noticia como la del acuerdo en cuestión refleja la importancia que tenía”.

Además del libro, Puyaltó, miembro de la junta directiva del Espanyol desde 2013, elaboró un informe detallado del tema, que analizado por el Consejo, decidió restablecer el retrato de don Ricardo Saprissa en el despacho del presidente de la entidad, señor Joan Collet. Una deuda que se tenía con un hombre que financio, incluso desde Costa Rica, lo que conocemos como las divisiones menores de los periquitos. Hoy, los saprissistas tenemos algo más de que sentirnos orgullosos, pues más de 80 años después de haber salido de Barcelona rumbo a Costa Rica, nuestro fundador continúa dando de qué hablar en la Madre Patria.

Comentarios en Facebook

También podría gustarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *