Hungría vuelve a una Eurocopa

Hungría volverá a jugar una fase final de un gran torneo por vez primera desde la Copa Mundial de la FIFA 1986 tras vencer por 2-1 a Noruega en el partido de vuelta del play-off de la UEFA EURO 2016 disputado en el Groupama Aréna de Budapest y superar la eliminatoria por un global de 3-1.

Lógicamente, tras la derrota 0-1 en la ida, los noruegos salieron llevando el peso del partido, mientras que los húngaros bien organizados se defendían sin problemas y buscaban sus opciones a la contra. Así, lograron sorprender a los visitantes en el minuto 14 por medio de Tamás Priskin, que desde la izquierda y desde la frontal del área, se sacó un disparo con efecto que se coló por la escuadra izquierda de la portería de Ørjan Nyland. La eliminatoria se ponía muy complicada para el combinado noruego.

Tras unos minutos en los que Noruega estuvo tocada anímicamente, Haitam Aleesami tuvo una buena ocasión para hacer el 1-1 al rematar dentro del área, pero el eterno y mítico Gábor Király lo evitó enviando el balón a córner. Con los nórdicos llevando de nuevo el peso tras el tanto inicial, pudieron doblar la ventaja los húngaros en el 35′ cuando László Kleinheisler centró desde la derecha y Gergő Lovrencsics remató desviado por poco de cabeza en el segundo palo.

Antes del descanso, los hombres de Per-Mathias Høgmo pudieron marcar el llamado gol psicológico, pero el cabezazo de Even Hovland tras un córner ejecutado por Martin Ødegaard se estrelló en el poste izquierdo de un Király que hizo la estatua y ya estaba batido. De nuevo, Noruega empezó a dominar el partido en busca un gol que le diera esperanzas y de otro que le diera la clasificación.

Sin embargo, la primera gran ocasión en este primer acto fue para Hungría en el minuto 55 con un lanzamiento desde dentro del área de Balázs Dzsudzsák que tras rozar en la pierna de un rival se estrelló en el larguero de la meta defendida por Nyland. 16 minutos después y con Noruega sin ideas en el ataque, el propio Dzsudzsák, tras una gran acción personal, disfrutó de una gran oportunidad para marcar, pero su potente tiro lo desbarató el portero noruego con una espectacular parada.

Casi sin quererlo, en el minuto 76 los noruegos tuvieron muy cerca la igualada cuando un defectuoso tiro de Alexander Tettey se convirtió en un pase hacia Marcus Pedersen, que a bocajarro fusiló a un Király que con el pecho evitó el gol. Pero finalmente, la suerte volvió a estar de lado de los húngaros y en el minuto 83 Markus Henriksen se marcó en propia puerta tras un córner y una serie de rechazos.

Aún tuvo tiempo, en el 87′, el propio Henriksen de marcar el tanto del honor para Hungría con un potente tiro, pero ya no hubo tiempo para asustar a los chicos de Bernd Storck. Ese fue el útlimo latigazo de un duelo en el que todo estuvo siempre a favor de Hungría y la mala suerte en contra de Noruega. Los noruegos regresan a una Eurocopa por vez primera desde 1972.

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *