La esperanza del Saprissa es ser un campeón mediocre

Parecen muy lejanos los tiempos en los que el Saprissa, no solo aspiraba a ser Campeón Nacional, sino que también buscaba lograr el cetro de manera convincente; goleando y humillando a todo rival que intentara interponerse en su camino. Hoy en día, tanto al equipo como a gran parte de la afición le basta con clasificar a la siguiente ronda, hacer un par de partidos buenos, y llevarse el torneo. Parece como si les bastara con una actuación mediocre durante todo el campeonato.

Solo necesitamos ver el Campeonato de Invierno 2014, en el que el equipo ganó su título 31, para entender las razones por las que, a pesar de jugar tan mal y dar una imagen tan pobre en la cancha, nadie en “La Cueva” parece alarmarse por el nivel tan bajo del equipo justo un partido antes de que terminase la fase regular: en aquel campeonato, el Saprissa perdió la sorprendente suma de 7 partidos, clasificó de cuarto lugar, y aún así fue Campeón. Solo necesitó 4 partidos para ganar un campeonato en el que ofreció una imagen futbolística horrible, y al mismo tiempo anestesiar a su afición.

Y es cierto que logró anestesiar al saprissismo, que olvidó que el Saprissa, como equipo grande de CONCACAF, tiene la obligación de ganar el torneo de la región y volver al Mundial de Clubes. Pero la realidad es que, desde que Hernán Medford dejó el banquillo saprissista, el Mundial de Clubes se convirtió en una hermosa anécdota muy lejana. Parece que ya nadie aspira a ganar la CONCACAF, ya nadie quiere volver a ver al Saprissa disputando un partido ante el Campeón de la Champions League, ya nadie cree que el Saprissa pueda competir en ese torneo. Ahora al saprissismo le basta con ganar un torneo mediocre de la forma más mediocre. Somos ese estudiante que se conforma con ganar la materia con la nota mínima, que no aspira a lo más alto simplemente porque la nota más mediocre le permite ganar el curso.

Muy pocos entienden que, mientras el saprissismo se conforme con ganar un campeonato mediocremente, la clasificación al Mundial de Clubes es más lejana. Podemos ganar el torneo nacional, pero si el juego del equipo es deficiente e irregular, nunca podremos competir internacionalmente. Los torneos internacionales abren los ojos y muestran las realidades futbolísticas de los equipos. Así lo vimos en las humillaciones contra el América y el Santos Laguna. Pero el saprissismo está tan anestesiado que ya no le importa ver cómo el supuesto “Equipo del Siglo” de la CONCACAF pierde su reputación.

El torneo para el Saprissa, hasta el momento, ha estado marcado por la polémica, por los roces entre jugadores actuales y exjugadores, por indisciplina, por la irregularidad, por el irrespeto a la institución, por negociaciones ridículas, por una directiva empeñada en recaudar dinero por taquillas pero no por asegurarse de crear un proyecto futbolístico real, por una afición dividida entre los que saben que el equipo está mal, y los que están cegados por la misma mediocridad que envuelve al club, por un camerino con jugadores maduros y experimentados mezclado con otros a los cuales les ofende tanto que les llamen de cierta forma o les pongan un apodo X, que hasta brindan entrevistas en las cuales alegan que su bajo estado de forma se debe a los “insultos” que reciben desde las gradas, en lugar de ir a dedicarse a trabajar duro para ganarse la confianza de la afición. Es decir, un torneo marcado por todo menos por el buen fútbol.

Este torneo al Saprissa solo le queda ser ese estudiante de notas mínimas, el que pasa “rascando”, el que se conforma con ir ganando cada curso con el mínimo esfuerzo, pero que tarde o temprano se da cuenta de que la vida no es para los mediocres, y que si quiere aspirar a más debe esforzarse al máximo. Si solo aspira a torneos cortos, le bastará la mediocridad, pero si aspira a torneos internacionales, debe abrir los ojos y darse cuenta de que necesita un cambio radical, y para ello, un torneo corto no es suficiente, también necesita una idea futbolística de alta calidad, la cual, gane o no gane este torneo, en este momento simplemente no tiene.

IMPORTANTE: Este es un blog escrito por un aficionado como usted, no es la opinión de Deporticos. En este medio respetamos la libertad de expresión y apoyamos y valoramos la opinión de nuestros seguidores.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa

Jonathan Salazar Azofeifa

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *