La resurrección de River Plate

FIFA.com – El triunfo de River Plate en la Copa Libertadores completa la extraordinaria resurrección de uno de los dos clubes más grandes de Argentina, que en 2011 vivió el hecho histórico de descender de categoría y cuatro años después se convirtió en el único equipo capaz de ser campeón vigente de los tres torneos que organiza la CONMEBOL: la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y la Recopa Sudamericana.

Ante un estadio Monumental efervescente y repleto, el Millonario se quedó ante Tigres con el máximo título continental después de 19 años de haberlo conquistado por última vez. En ese plantel de 1996, el actual técnico Marcelo Gallardo era apenas un pibe de 20 años, todavía suplente de glorias del club como Enzo Francescoli o Ariel Ortega.

El campeón
El dato de sus tres campeonatos continentales consecutivos es un punto de partida para dimensionar el momento futbolístico de River Plate, que supo sufrir y reponerse cuando en la cancha no aparecía ni el fútbol ni los resultados.

La primera ronda fue un martirio para los argentinos. Tal es así que es el primer campeón en serlo tras pasar a octavos como el peor clasificado. Pero a partir de ahí se hizo muy fuerte táctica y mentalmente. Fue clave el eje del mediocampo liderado por Matías Kranevitter y Leonardo Ponzio y la solidez defensiva dada principalmente por el arquero Marcelo Barovero y los centrales Jonathan Maidana y Ramiro Funes Mori. River recibió apenas dos goles desde octavos de final.

A ese combo no le faltó ambición ofensiva. El uruguayo Carlos Sánchez fue un puñal por la derecha y se sumó al oportunismo de Rodrigo Mora y al talento del colombiano Teófilo Gutiérrez. Con la salida del colombiano rumbo al fútbol europeo, Lucas Alario demostró ser un centrodelantero letal pese a su nula experiencia internacional previa.

Las lecciones
Para el subcampeón Tigres, el pedido de los jugadores –muchos de ellos sudamericanos- al técnico Ricardo Ferretti de priorizar la Copa sobre la competición local dio resultados: los mexicanos fueron inexpugnables en su cancha -cuatro victorias y tres empates- y llegaron a la final mostrando su poderío.

Otro aspecto relevante del torneo fue que desde que Atlético Mineiro ganó la edición 2013, la Copa no ha sido favorable para los equipos de Brasil, tradicionalmente muy poderosos. En 2014 no tuvieron representantes en semifinales y en la presente edición llegó sólo Internacional de Porto Alegre. Algo llamativo teniendo en cuenta que, desde 2005, seis campeones fueron clubes brasileños.

El momento clave
Hay tres momentos vitales en el River campeón, difíciles de poner uno sobre el otro. El primero es la remontada en México ante Tigres en primera ronda. A falta de cuatro minutos perdía 2-0 y estaba eliminado. Igualó 2-2 y consiguió seguir con vida para sellar su clasificación en la última jornada con un triunfo y la ayuda necesaria de Tigres venciendo a Juan Aurich.  El segundo es haber eliminado a Boca Juniors, su clásico rival, en octavos de final. Boca había ganado sus seis partidos en primera ronda y estaba en un momento pletórico. El tercero, el 3-0 en Brasil ante Cruzeiro para avanzar a semifinales tras haber perdido en la ida como local.

Jugador destacado
Jonathan Maidana y Nicolás Bertolo se convirtieron en los únicos futbolistas de la historia en ser campeones de la Libertadores con River y con Boca (2007). Pero mientras el volante izquierdo llegó hace pocas semanas al club, el central fue uno de los grandes baluartes del Millonario en la obtención del título.

Después de una discreta primera ronda, Maidana fue figura ante Boca, abrió con un cabezazo la goleada ante Cruzeiro y secó a dos nueves dificilísimos como Federico Santander en semis y André-Pierre Gignac en la final. El título tuvo un sabor muy especial para él y es que fue el único titular en la definición de la Libertadores que también lo había sido en el partido en el que River descendió de categoría en 2011.

Las sorpresas 
El equipo que mejor cuadra en este apartado es Guaraní. El Aborigen fue un destacado representante del fútbol paraguayo llegando a las semifinales tras eliminar a dos candidatos al título: Corinthians en octavos y Racing Club en cuartos. En cuatro partidos ante ellos no recibió ningún gol, invicto que no pudo mantener ante River en semis.

En un año histórico para Chile con su conquista de la Copa América jugada en casa, tanto Colo-Colo como Universidad de Chile y Palestino fueron la contracara en la competición continental de clubes: los tres quedaron eliminados en primera ronda.

Igual suerte corrió el último campeón, San Lorenzo de Almagro, aunque los argentinos tuvieron un grupo muy complicado con São Paulo y Corinthians como rivales.

¿Sabías que…?
Desde que en 1997 los clubes mexicanos comenzaron a jugar como invitados la Copa Libertadores, sólo tres consiguieron llegar a la final: Cruz Azul (2001), Chivas de Guadalajara (2010) y Tigres (2015). El título todavía les es esquivo.

Números que hablan
3:
las Copas Libertadores conquistadas por River Plate, que alcanza así en el palmarés continental a Olimpia (Paraguay), Santos (Brasil), São Paulo (Brasil) y Nacional (Uruguay). El equipo más ganador es Independiente de Avellaneda, con 7.

La frase
“Lo psicológico para mí era fundamental. Yo jugué Libertadores al lado de jugadores de muchísimo talento pero casi siempre nos faltó algo para coronarnos. Aprendí de esas experiencias”.
Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate.

Máximos goleadores
1 – Gustavo Bou (ARG/Racing Club), 8 goles.
2 – Guido Carrillo (ARG/Estudiantes de La Plata) 7 goles.
3 – Miller Bolaños (ECU/Emelec) y Federico Santander (PAR/Guaraní) , 6 goles.

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *