Real Madrid-Atlético, un duelo castizo

FIFA.com – Los enfrentamientos entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid tienen un sabor especial. Con permiso del resto de clubes madrileños que juegan o han jugado en Primera División, como Getafe y Rayo Vallecano, el enfrentamiento entre blancos y rojiblancos siempre ha sido y será el derbi madrileño por excelencia.

Los orígenes
Los dos clubes históricos de la capital de España se definen por pura oposición. El equipo del Santiago Bernabéu, situado en la zona norte de la ciudad, acumula un palmarés brillante, una historia plagada de éxito nacional e internacional, y una larga lista de estrellas que han defendido la camiseta merengue. Su imagen tradicionalmente se ha ligado a la clase acomodada, a pesar de que su afición reúne a gente de todo tipo y condición.

Por su parte el Atlético, con una lista de títulos más modesta, siempre ha tenido la fama de ser el club de los proletarios madrileños. El Vicente Calderón se encuentra en el sur de Madrid, construido, literalmente, sobre el río Manzanares y allí ha vivido la afición atlética la particular historia de luces y sombras de su equipo al que popularmente se ha bautizado como el Pupas. Ya lo dice su himno oficioso, escrito por Joaquín Sabina, “Qué manera de sufrir”.

Desde una primera cita amistosa allá por febrero de 1905 que se saldó con empate, cada derbi es una confrontación de modos de vida, de estilos y casi siempre de intereses deportivos dispares. Pero la cita consigue paralizar la frenética vida de la capital de España por unas horas y teñir de uno de los colores los bares y oficinas a la hora de los cafés y las cañas del siguiente lunes.

Algunas cifras
El peso de la historia y la estadística decantan la balanza del lado merengue en el global de enfrentamientos y palmarés. Por poner un ejemplo, si bajamos a la sala de trofeos veremos 32 Copas de la Liga en la casa blanca y 10 en la de sus vecinos del sur.

En el campo estadístico, contabilizando los partidos desde los inicios del siglo XX, de los más de 250 enfrentamientos entre Madrid y Atleti, la victoria ha sido para los blancos en un 54% de las ocasiones por un 24% de los colchoneros.

Pero pese al mayor número de triunfos blancos en el global de enfrentamientos, los atléticos se han apuntado tantos históricos como el de ganar en dos ocasiones el título de Copa del Rey al eterno rival en el Santiago Bernabéu, algo que sucedió en 1992 y 2013.

Tenemos que viajar hasta los partidos en blanco y negro para recordar al histórico atlético Collar o al míticomerengue Paco Gento, que son los jugadores con más derbis madrileños en su currículum (36 y 42, respectivamente) por cada bando. El máximo goleador de esta cita, también es blanco: un tal Alfredo Di Stéfano con 15 dianas.

Anécdotas
Son varios los grandes jugadores que han tenido la osadía de vestir ambas camisetas ganándose algún que otro resentimiento. Hugo Sánchez, Bernd Schuster, Juan Eduardo Esnáider, Pedro Jaro, Santiago Solari o José Antonio Reyes son sólo algunos de los más conocidos.

Pero sin duda, hay un caso que la afición atlética siempre llevará clavado en lo profundo del corazón. Raúl González Blanco, una de las principales figuras del madridismo, comenzó a pegarle a un balón con la camiseta colchonera pero que tuvo que emigrar tras la desaparición de las categorías inferiores rojiblancas. El primer gol del número 7 en Liga fue en su segundo partido en la Primera División precisamente contra el equipo de su infancia en el Bernabéu en la temporada 94/95.

El Atleti es un club singular. Sirvan dos ejemplos. En 1975 se convirtió en el único club que levantó una Copa Intercontinental sin haber ganado la correspondiente competición continental, en su caso, la Copa de Europa. Y en la temporada 2000/2001 su afición dio un ejemplo de fidelidad, al marcar un récord en el número de socios en la Segunda división del fútbol español, cuando sólo cuatro años después de acariciar el cielo del doblete (Liga y Copa) perdieron la categoría.

Actualmente
Cuando llega el clásico local, cada afición luce orgullosa sus colores confiada en las posibilidades de su equipo al margen de la situación que atraviesen. Porque, ya lo dice Fernando Torres, “el derbi es un partido diferente”.

Tras más de un siglo de rivalidad, ambos equipos se midieron el 24 de mayo de 2014 en el derbi más importante de su historia hasta el momento: la final de la Liga de Campeones de la UEFA. Los blancos, tras ganar la Copa del Rey al Barcelona, y los rojiblancos, flamantes campeones de Liga, llevaron el clásico de Madrid hasta Lisboa. Allí los de Simeone se adelantaron en el marcador, pero los hombres de Carlo Ancelotti lograron el empate en el descuento y se llevaron su 10ª Copa de Europa en la prórroga.

Comentarios en Facebook

También podría gustarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *