Santa Rosa pone un pie en Segunda División

El conjunto guanacasteco derrotó de visita 2-1 a Municipal Guarco y está a 90 minutos de cumplir su sueño de ascender.

En el mejor escenario, con el mejor ambiente y también con el mejor resultado que se podían llevar, Santa Rosa de Santa Cruz de Guanacaste golpeó fuerte en el partido de ida de la gran final de la Primera División de LINAFA.

El Estadio Quincho Barquero lució sus mejores galas y recibió a 1200 personas que observaron un juego intenso, de mucha lucha y que acabó con triunfo de los visitantes 2-1 sobre Municipal Guarco.

Los dos mejores del campeonato se veían las caras con ansias de triunfo y un anhelo de acercarse al sueño de ascender a la Segunda categoría.

Santa Rosa no quería ser sorprendido, y los de casa buscaban definir la serie de una vez, tal y como lo hicieron en semifinales contra Golfito. Tras media hora de partido se veía un partido muy parejo, para cualquiera de los dos.

En ese instante, al 31’, los visitantes encontraron la llave para abrir el marcador. Centro al área para la aparición del goleador Anthony Rosales, que puso el 1-0. Así terminó la primera parte.

Con la obligación de ir por el empate, y con el empuje de su gente, el Guarco se fue en busca de ese gol que los metiera en el partido. Lo lograron al minuto 57 por intermedio de Luis Armando Navarro.

El juego estaba como empezando, con el empate otra vez las acciones se emparejaron y todo hacía indicar que llegarían así al partido de vuelta, pero los de casa no contaron con la astucia del goleador.

A dos minutos del final, Rosales, quien llegó a 27 tantos en el certamen y es prácticamente el campeón goleador, se encontró un balón en el área y lo mandó al fondo para desatar la locura de sus seguidores y clavar una daga al corazón de los guarqueños.

“Dimos un buen golpe, pero sabemos que no se puede celebrar nada todavía. Ganamos un gran partido ante un gran rival, pero nos queda una batalla en nuestra casa”, señaló Efraín Hernández, asistente técnico de Santa Rosa.

Del lado brumoso no ocultaron la desazón por la derrota, y aunque saben que todo está cuesta arriba, no bajarán los brazos.

“Perder siempre es doloroso y un golpe fuerte, más que estábamos en casa, pero vamos a trabajar para revertir el marcador. Todavía queda un partido”, señaló el técnico del Guarco, José Rojas.

El partido de vuelta se jugará el próximo domingo 22 de mayo a las 12 mediodía en el Polideportivo de Cartagena.

Fuente: DT Comunicación.

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *