Saprissa, el Barcelona y la paciencia en el campo

Escrito por Juan L. Alvarado. Después de ganar sus primeros dos partidos, al Saprissa le tocó enfrentar a dos equipos importantes por la disputa de la clasificación a la siguiente ronda. Y como viene siendo costumbre en el equipo morado desde hace varios torneos, se tambaleó y se dejaron escapar los puntos. Heredia y Pérez Zeledón volvieron a evidenciar la irregularidad del Saprissa en la primera fase de los torneos, y le arrebataron tres puntos cada uno en partidos consecutivos, uno de ellos en “La Cueva”.

A pesar de que la segunda parte contra Pérez Zeledón no fue del todo mala, y que Aubrey David se destacó como uno de los puntos más altos del equipo, el Saprissa no supo encontrar respuestas ante la adversidad. En lugar de tomar un respiro, intentar concentrarse y buscar poco a poco la manera de abrir el candado defensivo del rival, el equipo cayó en la desesperación, entró en pánico y desperdició cualquier oportunidad de anotar.

Pérez supo aprovechar eso y jugó con la desesperación de los morados para hacer su juego. El problema no necesariamente es ir perdiendo, es la forma en la que el equipo reacciona para anotar, lo que le lleva a cometer decisiones equivocadas. Es tanta la desesperación y la ansiedad, que cuando se enfrentan a un marco vacío, esos sentimientos traicionan a los jugadores y desperdician la oportunidad, como fue el caso de Diego Calvo.

No es un secreto para los amantes de este deporte que el club que ha marcado la pauta en el fútbol mundial desde la última década ha sido el FC Barcelona. Una de sus principales virtudes es la paciencia. El equipo nunca se desespera por anotar, sino que procura adueñarse del balón, y cuando se ven en desventaja en el marcador, no caen en la desesperación; mantienen su idea de juego. Mantienen el balón, se repliegan cuando es necesario, y contraatacan con precisión quirúrgica. La búsqueda del momento preciso y actuar hasta que este sea descifrado, le permite encontrar múltiples oportunidades para doblegar al rival.

Mantener la posesión del balón y tejer una telaraña de pases de primera intención a lo largo y ancho del terreno de juego para marear al rival hasta que, en el momento preciso, un jugador se encuentre solo en una posición de ventaja, recibirá el balón, el rival intentará marcarle, pero ya está tan enredado en la telaraña azulgrana que le será imposible evitar la estocada. Siempre que un jugador tiene el balón, habrá dos compañeros disponibles para recibirlo. Siempre, sin excepciones, aunque para ello tenga que retrasar su posición, tocara hacia atrás, e iniciar la jugada desde cero. Triángulos perfectos en el terreno de juego. Disciplina y paciencia. Principalmente paciencia.

Por supuesto que es imposible emular el juego del mejor equipo del mundo por muchísimos factores, pero lo que sí puede hacer cualquier equipo es aprender de su filosofía de juego y tomar su ejemplo de constancia y paciencia durante los partidos. Cuando un jugador de Saprissa toma el balón, sus compañeros inmediatamente buscan correr hacia el marco rival, no hay muchos acompañamientos, las triangulaciones son casi inexistentes, y esto hace que el campo, cuando los morados tienen el balón, se vea enorme, trayendo consigo pelotazos, imprecisiones y pérdidas de balón. No hay un solo equipo en el país que use la posesión del balón como filosofía de juego, y si el Saprissa, teniendo a los mejores jugadores del torneo, la tomara como suya, se convertiría en una fuerza imparable en el fútbol nacional.

Los cambios implementados en el equipo desde la llegada de Watson y Douglas han sido importantes, y han beneficiado mucho al Saprissa, pero ciertamente les queda mucho por mejorar. Sabemos que el campeonato costarricense es mediocre, y que solo se necesita jugar bien cuatro partidos para ser campeón, por lo que estas pérdidas se convierten en anécdotas durante la siguiente fase. El problema es que el club no solo aspira a ser campeón del mediocre campeonato tico, sino que también aspira -o al menos eso nos ha vendido la directiva- a ser campeón de CONCACAF o como mínimo dar una buena imagen, y para eso es vital que el equipo no deje puntos en la cancha contra rivales más o menos de peso.

IMPORTANTE: Este es un blog escrito por un aficionado como usted, no es la opinión de Deporticos. En este medio respetamos la libertad de expresión y apoyamos y valoramos la opinión de nuestros seguidores.

Foto: Facebook Deportivo Saprissa.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *