Se fueron en 2014 dejando huella

Escrito por FIFA.com – Varias figuras históricas de la gran familia del fútbol nos dejaron durante un año 2014 especialmente cruel. Hubo muchos fallecimientos, de exfutbolistas, como los míticos Alfredo Di Stéfano y Eusébio, y directivos, como Julio Humberto Grondona, Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y Vicepresidente Primero de la FIFA.

Sin embargo, el duelo que más afectó fue sin duda el de Tito Vilanova, de 45 años, quien condujo valientemente al FC Barcelona a la conquista de un título récord antes de sucumbir a la enfermedad que padecía siete meses más tarde, el 25 de abril de 2014.

Los jugadores
El legendario Alfredo Di Stéfano, que acababa de soplar las 88 velas hacia tres días, falleció el 7 de julio tras sufrir una parada cardiaca en Madrid, muy cerca del estadio Santiago Bernabéu, donde había vivido sus días de gloria con el Real Madrid. Era el Presidente de Honor de la entidad, que lo considerará para siempre “el mejor jugador del mundo”. Pelé quiso rendirle homenaje recordando que “todas las relaciones que existen actualmente entre los jugadores latinoamericanos y los clubes europeos son posibles gracias al trabajo de Alfredo Di Stéfano”.

Otra figura enorme, el portugués Eusébio da Silva Ferreira, apodado la Pantera Negra, murió por un fallo cardiorrespiratorio a los 71 años el 5 de enero. Se proclamó máximo goleador, con nueve dianas, de la Copa Mundial de la FIFA Inglaterra 1966™, en la que Portugal fue tercero, y sigue teniendo el récord de tantos de la historia del Benfica. “Una leyenda del fútbol cuya falta se sentirá dolorosamente, pero que siempre conservará su lugar entre los grandes del deporte rey”, resumió el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

La familia de los guardametas tuvo pérdidas muy sentidas este año. Nos dejaron el belga Jean Nicolay, de 76 años, emblemático arquero del Standard de Lieja, o el húngaro Gyula Grosics, de 88, que sumó 86 internacionalidades con Hungría entre 1947 y 1962. Dos franceses, Georges Lamia, de 73 años, y René Llense, de 100, decano de los internacionales de su país, expiraron con dos días de diferencia.

Se fueron asimismo muchas antiguas glorias, como el excentrocampista internacional sueco Klas Ingesson, de 46 años, que vistió 57 veces los colores del cuadro escandinavo y fue tercero del Mundial de 1994, unas semanas después de renunciar a su cargo de entrenador del Elfsborg. También uno de los mejores delanteros de la gran selección de Yugoslavia, el serbio Milan Galic, de 76 años, que acumuló 51 internacionalidades y 37 goles entre 1959 y 1965; el excentrocampista francés Jean-Jacques Marcel, de 83 años, convocado por su combinado nacional 44 veces y participante en los Mundiales de 1954 y 1958; el bielorruso Valentin Belkevich, de 41 años, con 56 internacionalidades y 70 goles en 317 partidos con el Dinamo de Kiev; el suizo Richard Dürr, de 75 años, internacional en 29 ocasiones y con dos fases finales mundialistas en su historial, las de 1962 y 1966; y el defensa central y capitán de la selección brasileña campeona del mundo de 1958, Hilderaldo Luiz Bellini, de 83 años, que tuvo en su equipo al joven Pelé.

No hay que olvidar tampoco al capitán de la selección portuguesa y compañero de Eusébio Mário Coluna, de 78 años, al defensor Philippe Mahut, de 57, miembro del Consejo Nacional de Ética de la Asociación Francesa, al exdelantero tunecino Mohamed Salah Jedidi, 40 veces internacional y que falleció el día de su 76º cumpleaños, a su compatriota Tahar Chaibi, de 68, ni a Wazo Kossi Denké, de 55 años, con 70 internacionalidades y primer togolés que jugó fuera de su país.

También hubo caídos en accidentes, como el del delantero brasileño Fernando Lúcio da Costa, más conocido como Fernandão, de 36 años, que murió al estrellarse su helicóptero. El capitán de la selección sudafricanaSenzo Meyiwa, de 27 años, fue asesinado en un tiroteo en su casa, y el centrocampista del Dinamo de Kiev e internacional ucraniano en 71 ocasiones Andriy Husin, de 41, falleció en un accidente de moto.

Los entrenadores
Además de Tito Vilanova, víctima de un cáncer de la glándula parótida, despedimos a otro gran entrenador español: Luis Aragonés, de 75 años, cuyo nombre permanecerá siempre asociado al Atlético de Madrid, uno de los grandes artífices del ascenso de la selección española, al introducir el juego combinativo del tiki-taka que causaría estragos entre sus adversarios y conquistó la Eurocopa en 2008.

Y no se pueden olvidar igualmente las desapariciones del serbio Vujadin Boskov, de 83 años, exentrenador de Yugoslavia y del Real Madrid, que también fue un gran futbolista, y del seleccionador de DinamarcaRichard Moller Nielsen, de 76, que consiguió la proeza de ganar la Euro 1992.

Los directivos
Julio Humberto Grondona, de 82 años, era el Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y un habitual del Comité Ejecutivo de la FIFA desde 1988, al mismo tiempo que se desempeñaba como Presidente de la Comisión de Finanzas de la FIFA. 

Por último, también murieron dos presidentes de clubes: el estadounidense Malcolm Glazer, de 85 años, propietario del Manchester United, y el senegalés Saïd Fakhri, de 77, dueño del AS Cannes.

Por supuesto, y lamentablemente, esta lista de fallecimientos no es exhaustiva. En este fin de año, FIFA.com y Deporticos.co.cr deseamos rendirle homenaje a todos los enamorados del deporte rey que nos dejaron este 2014.

Comentarios en Facebook

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *