Suiza arresta dos cargos de la FIFA por el escándalo de corrupción

De nuevo el lujoso hotel Baur au Lac de Zúrich ha sido testigo de otro golpe de la justicia suiza y estadounidense a la FIFA. La policía helvética ha detenido por corrupción a otros dos miembros del organismo que dirige el fútbol internacional. Entre los detenidos no está el presidente de la asociación, Joseph Blatter.

Los arrestados son Juan Ángel Napout, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), y Alfredo Hawit, presidente de la Confederación Centroamericana y del Caribe (Concacaf). A ambos, que se han negado a ser extraditos, se les acusa de haber recibido sumas millonarias en relación a la venta de los derechos de televisión de competiciones desarrolladas en Latinoamérica, así como de partidos valederos para la clasificación de los mundiales.

Ambos son vicepresidentes de FIFA y miembros del comité ejecutivo, que se encontraba en la ciudad suiza para aprobar las reformas de regeneración del organismo tras es el escándalo que estalló el pasado mes de mayo, cuando 14 de sus miembros fueron arrestados. Napout era el tesorero de la Conmebol en los tiempos en que fueron cometidos los actos de corrupción investigados.

Napout, de origen paraguayo, es el tercer presidentre de la Conmebol que es arrestado desde el pasado mes de mayo. Antes que él, fueron detenidos el también paraguayo Nicolas Leoz y el uruguayo Eugenio Figueredo. El hondureño Hawitt es el segundo presidente de la Concacaf involucrado en casos de corrupción tras el trinitrense Jack Warner, una de las cabezas pensantes y ejecutoras de la trama de corrupción investigada.  

Los arrestos se dieron de madrugada y no se descarta que haya más, aunque no en el hotel ni en la sede de la FIFA, a donde se dirigieron a primera hora los dirigentes del fútbol mundial. El hotel a estas horas sigue custodiado y acordonado por la policía. La ola de detenciones que puede darse apunta a Sudamérica. La Conmebol está en el centro de la trama y de ella es director general Gorka Villar, hijo de Ángel María Villar. Antes de ocupar ese cargo fue asesor jurídico de la confederación suramericana.

El organismo celebrará en febrero elecciones para elegir al sucesor de Blatter, quien ha estado suspendido junto a varios altos cargos desde que Suiza anunció a finales de septiembre que estaba en el centro de una segunda investigación.

En un escueto comunicado la FIFA afirma ser consciente de estas detenciones y ha reiterado que “seguirá cooperando totalmente, según permite la ley Suiza”, con la investigación que lleva a cabo Estados Unidos por presunta corrupción dentro de la organización, así como con la que lleva a cabo la Fiscalía General de Suiza.

La FIFA, a través de su Comité de Ética, también ha abierto un proceso contra el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo del Nero.

El dirigente renunció recientemente al cargo como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, de los que se ausentaba últimamente, así como de los desplazamientos de la selección brasileña al extranjero por miedo a ser detenido.

Fuente: El País

Comentarios en Facebook

También podría gustarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *