Tigres no aprovecha en casa y River se frota las manos

AFP – En un partido lleno de tensión, River Plate logró sacar un empate (0-0) de su visita al Tigres de México en la ida de la final de la Copa Libertadores de América.

Los Tigres, que buscan convertirse en el primer equipo mexicano en conquistar el título, trataron de llevarse una victoria en su abarrotado estadio Universitario, en Monterrey (noreste), para afrontar con más confianza el partido de vuelta.

Pero los “millonarios”, sostenidos por una gran actuación de su joven mediocampista Matías Kranevitter, supieron contener a la flamante nueva delantera felina, con el internacional francés André-Pierre Gignac a la cabeza.

Estrategias definidas
En su primera final de Copa Libertadores desde 1996, River Plate saltó a esta cancha conocida como “El Volcán” con la intención de dominar el juego, la consigna implantada por su técnico Marcelo Gallardo.

La presión alta del equipo “millonario” generó nervios en los locales, que empezaron a perder balones en el centro del campo.

En el primer cuarto de hora, el único recurso de Tigres fueron balones en largo a su reputada pareja ofensiva, el francés Gignac y el brasileño Rafael Sóbis.

El potente Gignac, que viene de ser el segundo máximo goleador de la liga francesa con el Olympique de Marsella, se metió todo el partido entre los centrales de River, pero esta vez no tuvo buenas opciones para anotar.

En la otro área, los visitantes hacían mucho daño a balón parado. En un córner al corazón del área felina en el minuto 13 Kranevitter, primero, y Mercado después pudieron estrenar el marcador pero no alcanzaron a golpear bien el balón.

Poco después fue Tigres el que pudo avanzar con un centro de Arévalo Ríos que, tras despejarlo Funes Mori, impactó en el horizontal.

Tigres se serenó y logró mover con más claridad el balón y a encontrar en la banda derecha al veloz Jürgen Damm.

El prometedor extremo mexicano fue un dolor de cabeza para el lateral Mercado. En una de sus incursiones alcanzó la línea de fondo pero su centro lo remató Sóbis demasiado centrado a las manos del arquero Barovero.

Poco antes del descanso, Mercado vio una tarjeta amarilla por una entrada a Gignac que le aparta, por acumulación de cartulinas, del partido de vuelta de la final.

Preocupado por el desarrollo del juego, el “Muñeco” Gallardo decidió dar más apoyo en el centro del campo a Kranevitter con dos cambios en el descanso.

Gonzalo “Pity” Martínez y Nicolás Bertolo entraron por los atacantes uruguayos Rodrigo Mora y Tabaré Viudez, que había sido uno de los más activos en la primera parte.

Tigres apretó en los últimos minutos y puso en aprietos a Barovero, que en una de esas acciones despejó con dificultades un fuerte disparo de falta del central brasileño Juninho.

El joven Damm tuvo un mano a mano con el arquero pero, en lugar de disparar a puerta, decidió recortarle y se acabó quedando sin ángulo para buscar la portería.

Al final River resistió y el campeón se definirá el 5 de agosto en el estadio Monumental de Buenos Aires.

Comentarios en Facebook

También podría gustarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *