Una directiva que no asume sus fracasos

Douglas Sequeira se ha convertido en un chivo expiatorio más para cubrir el mal manejo deportivo de una directiva saprissista que evita asumir la culpa de sus propios errores. Cada vez que el Saprissa ha fracasado, la directiva ha recurrido a la solución más sencilla: destituir el técnico. De esta forma, se le atribuye al entrenador la culpa de los malos resultados y se le da la impresión a los aficionados de que se han tomado las medidas necesarias para salir de la mala situación y encontrar un nuevo rumbo. Una medida muy común en el mundo del fútbol, pero que algunas veces no refleja la realidad de las causas de las crisis deportivas de los clubes.

Cuando en setiembre del 2014 Saprissa, luego de lograr el campeonato número 30, encadenó una racha de 3 partidos perdidos y 1 ganado en 10 días, la solución de la Directiva fue destituir a Rónald González, el entrenador que apenas unos meses antes había sido el héroe del saprissismo. González fue despedido tan sólo 2 días antes del Clásico en La Cueva. Saprissa tenía la obligación de ganar, pero el partido fue desastroso y los morados vieron a su equipo perder en casa. Este año, después del ridículo en Trinidad y Tobago, la Directiva no tuvo la decencia de despedir a Jeaustin Campos cara a cara, sino que éste se enteró mientras viajaba en el avión de regreso a Costa Rica, y su asistente Giacone, a quién se le había prometido que llegaría a ser el primer entrenador, también fue cesado.

Es así como nombraron a Douglas, quien asumió el reto de ser el nuevo entrenador del equipo de manera interina a pesar de ser novato. No obstante, tan solo duró 6 partidos, ganando 2, empatando 3, y perdiendo 1. Irónicamente para Douglas, el único partido que perdió fue el que dictó su sentencia, y aunque sus errores fueron notables, la responsabilidad no era del todo suya.

La directiva saprissista demostró que nunca confió en Douglas, que su nombramiento fue una decisión apresurada e irresponsable. El problema no es si Douglas tenía experiencia o no -después de todo, otros técnicos exitosos en el fútbol nacional como Medford, Campos y Delgado tampoco tenían experiencia cuando asumieron como entrenadores-, sino que al destituirlo después de menos de dos meses, se demuestra que no saben lo que hacen en materia deportiva. ¿Quién toma estas decisiones y por qué? ¿Por qué se prometió a Giaconne el puesto de entrenador para terminar dándoselo a Douglas y después destituirlo por inexperiencia?

La solución de la directiva ante las crisis deportivas es hacer rodar la cabeza de quien sea el técnico. Le pasó a González, le pasó a Campos, y hoy la víctima es Douglas, a quien le dieron una responsabilidad a pesar de no confiar en él para luego hacerlo pasar por la humillación de ver cómo le quitan el puesto de las manos. Douglas fue valiente, asumió el reto, hizo sus cambios, intentó plasmar sus ideas, pero como cualquier entrenador, se equivocó. El problema es que la directiva nunca confió en él.

La política de fichajes de Saprissa presenta deficiencias desde hace ya varios años, como en los casos de Azofeifa, Madrigal, Saucedo, Umaña, Michel, Bolaños y Diana, en los que las negociaciones fueron un desastre, y ahora parece que estos problemas se han trasladado al nombramiento y destitución de entrenadores en momentos inoportunos o sin justificaciones futbolísticas.

El máximo problema que tiene el Saprissa es que su dirigencia no parece asumir su cuota de responsabilidad ante los fracasos deportivos. Juan Carlos Rojas es muy valiente para recordarnos a todos los grandes logros de su directiva, como la renovación del estadio, la gramilla natural, las solución a las deudas, los campeonatos 30 y 31; pero cuando se trata de los fracasos deportivos, siempre encuentran una excusa, un pretexto para desmarcarse de la responsabilidad, y cuando la situación es insostenible, recurren a la salida fácil: destituir el técnico con el fin de prometerle al aficionado un nuevo inicio, y que este se acerque al estadio, y que de esta manera el dinero siga fluyendo.

IMPORTANTE: Este es un blog escrito por aficionados como ud, no es la opinión de Deporticos. En este medio respetamos la libertad de expresión y apoyamos y valoramos la opinión de nuestros seguidores.

Foto: El Financiero.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Jonathan Salazar Azofeifa @jonsalaz26

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *