Una victoria balsámica ante un rival difícil

El Saprissa sólo necesitó 37 minutos para deshacerse de un rival que se suponía difícil, en un campo que siempre ha sido complicado. Pero en esta ocasión, dos tantos de Ariel Rodríguez y otro de Colindres en la primera parte, fueron suficientes para sellar la victoria. En la segunda etapa, Bolaños volvió a confirmar su buen momento con el cuarto tanto para los morados.

La victoria no sólo es importante por los tres puntos, que le permiten al equipo seguir luchando por un puesto en las semifinales, sino también porque el Santos ha luchado por meterse en la siguiente fase, y el Saprissa necesita ganar ante rivales difíciles en estadios complicados para ganar confianza en sí mismo, para eliminar las dudas e inseguridades que le han llevado a fracasar en los partidos importantes. Poco a poco, si de verdad quieren aspirar al campeonato, el equipo debe crecer, tanto en la parte futbolística como en la psicológica.

Pero, ¿está a tiempo el Saprissa de revertir la crisis y lograr ser campeón en un torneo en donde se ha distinguido más por las polémicas que por su fútbol?

En enero de este año, el Barcelona vivía una de las crisis institucionales más graves de su historia: el equipo no encontraba su rumbo en la cancha, el presidente convocaba elecciones anticipadas, la FIFA les repartía sanciones de la nada, y todas las alarmas se disparaban en el Camp Nou ante los rumores de que su máxima estrella, Lionel Messi, podría abandonar el club al final de la temporada. Pero cada vez que se le consultaba a los jugadores y cuerpo técnico sobre la crisis, respondían con la misma frase: “debemos saber sufrir”. El equipo convirtió esa frase en una mantra con la cual le dieron vuelta a la situación y lo ganaron todo. Pasaron de estar perdidos, a ser un equipo imparable.

En el fútbol las crisis pueden ser muy destructivas, pero también pueden ser el punto de partida para el renacimiento de los equipos, y es ahí en donde el Saprissa debe saber reponerse de su crisis y revertir su situación. Las humillaciones en CONCACAF, los roces con la prensa y aficionados, y el deseo de redención, deben servir como motivación para superar la adversidad y pelear por el campeonato.

El equipo enfrentará un duro reto al tener que jugar al menos 5 partidos en 3 semanas (o más en caso de clasificar), y el desgaste físico y mental pueden pasarle factura, pero si quiere lograr el objetivo de ser campeón, el Saprissa deberá saber sufrir.

IMPORTANTE: Este es un blog escrito por un aficionado como usted, no es la opinión de Deporticos. En este medio respetamos la libertad de expresión y apoyamos y valoramos la opinión de nuestros seguidores.

Foto: Nación.

Comentarios en Facebook

Jonathan Salazar Azofeifa

Jonathan Salazar Azofeifa

Periodista y co-fundador de Deporticos. Estudió en la Universidad Internacional de las Américas, actualmente cursando la Licenciatura. Especialidad en deportes no tradicionales y legionarios. Como buen "tico", amante del fútbol nacional e internacional y seguidor del equipo de todos: "La Sele". Dominio de los idiomas inglés y portugués. Experiencia previa en el programa de radio, Atardecer Deportivo, bajo la dirección de Miguel "Alacrán" Delgado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *