Asturias es la primera comunidad ‘libre de coronavirus’ | Sociedad

Asturias es la primera comunidad ‘libre de coronavirus’ | Sociedad

Cero casos diagnosticados el día previo. Cero en la última semana. Cero en los últimos 14 días. Asturias es la primera comunidad autónoma de España que tiene todos sus casilleros sin un solo positivo en los informes diarios del Ministerio de Sanidad. La primera que supera todo un periodo de incubación del virus sin infecciones nuevas. Ha conseguido eliminar al virus de sus fronteras, aunque la movilidad del verano hace casi imposible que esto dure mucho tiempo.

La barrera de los 14 días es uno de los hitos importantes en esta epidemia. Aunque la incubación del virus suele tardar entre cinco y seis, puede llegar a las dos semanas (solo en casos muy excepcionales se dilata más), por lo que este es el tiempo que duran las cuarentenas o el que se fijó para los cambios de fase. Es el momento a partir del cual una población puede respirar tranquila con la confianza de que la transmisión está eliminada, si bien los epidemiólogos añaden otro periodo de incubación (28 días en total) como margen para estar completamente seguros.

El primer informe con cero casos fue el del pasado viernes, y desde entonces se ha repetido tres veces. Solo Ceuta había conseguido este hito, justo un día antes, en una población mucho más aislada y pequeña: 85.000 habitantes en comparación con el millón en Asturias, donde “las PCR están dando negativo de forma persistente”, en palabras de Luis Hevia, gerente del área sanitaria número cuatro, la mayor de la comunidad. En el Hospital Universitario Central de Asturias, que centraliza buena parte de los test, se hacen unos 800 al día, también batidas entre sanitarios sin síntomas para asegurarse de que el virus no circula de forma silenciosa entre quienes cuidan a los más vulnerables. En este centro, desde hace varias semanas comenzaron a reconvertir lo que antes estaba destinado a covid; solo hay un paciente en planta y media docena en cuidados intensivos, según relata Hevia, consciente de que en cualquier momento la situación se puede revertir.

“Estamos trabajando tanto con la misma rutina parar detectar casos y definir protocolos que ni nos habíamos dado cuenta del hito de las dos semanas”, confiesa Rafael Cofiño, director general de Salud Pública del Principado. “La incidencia fue muy baja casi siempre, quitando los picos relacionados con los brotes. Si se ve el gráfico del total, los picos fueron siempre muy inducidos, muy buscados, porque cuando se encontraba un caso se hizo PCR a todo el entorno”, continúa. Es lo que sucedió con el último brote que sufrió la comunidad, en la residencia de El Carmen de Gijón a finales de mayo.

El Gobierno asturiano no quiere ser triunfalista. Durante toda la epidemia sus cifras siempre fueron mucho más bajas que las de prácticamente cualquier otra territorio español y ha preferido mantener un tono de prudencia. Les ayudó su situación geográfica, un tránsito escaso y una gestión eficiente, en la que siempre se pudo hacer pruebas a todo el que era sospechoso. Durante el peor momento de la pandemia, en marzo y abril, fue la tercera que más PCR por habitante realizó.

Ahora las autoridades sanitarias ponen la vista en las segundas residencias donde muchos veraneantes que viven fuera de Asturias el resto del año comienzan a llegar esta misma semana. “La idea es seguir como estamos, detectando tanto en primaria como en residencias de forma muy rápida si hay casos”, dice Cofiño.

“Después del esfuerzo tan grande que hemos hecho todos no queremos bajar la guardia”, añade Blanca Aranda, jefa de Gabinete de la Consejería de Salud. “Sabemos que con el verano llegará gente de fuera y que es muy probable que se reintroduzca el virus, tenemos que estar muy vigilantes para poder localizarlos a tiempo y cortar el contagio lo antes posible para que no suceda como en otras comunidades, donde están subiendo los casos y lo están pasando mal”, asegura.

Lo cierto es que la tendencia en España ha cambiado. Después de semanas de bajada, en las últimas fechas los indicadores han empeorado ligeramente fruto de los brotes. Ayer se registraron 118 casos nuevos, pero lo que es más significativo, 343 diagnósticos con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días. Esto es más del doble que hace 10 días. En la última semana han fallecido 52 personas, nueve han requerido cuidados intensivos y 89 han sido hospitalizadas.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

– Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

– Buscador: La nueva normalidad por municipios

– Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

– Guía de actuación ante la enfermedad

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *