Avance sostenido del coronavirus preocupa a Uruguay y advierte de riesgos


Controles en el puerto de Montevideo Fuente: AFP

MONTEVIDEO.- Se ha convertido en un caso de éxito y un modelo para la región en la lucha contra el coronavirus, sin cuarentena obligatoria, con cursos presenciales para niños y adolescentes, responsabilidad social y pocos casos activos. Pero la situación empezó a complicarse. Aunque Uruguay parece querer capear la pandemia sin problemas y todo el aumento de la infraestructura de salud solo se mantendrá en forma de seguros no utilizados, En las últimas dos semanas, el país ha sufrido un brote de contagios que genera la alerta de autoridades y expertos.





El gobierno de Luis Lacalle Pou está convencido de que ahora la propagación del virus no se puede frenar fácilmente. “Tenemos que pensar razonablemente que el número de casos seguirá aumentando”, dijo esta semana el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, enviando un duro mensaje a la sociedad.



Las proyecciones indican que las infecciones seguirán aumentando en diciembre, por haber sido un mes de encuentros y despedidas, y en enero, en el que hay mayor movilidad para las vacaciones, con reuniones de familiares y amigos, en el que muy pocos usan máscaras.


Las autoridades sanitarias están intentando reclutar voluntarios para el rastreo de contactos de personas infectadas, pero esto es cada vez más difícil. Y si faltaba algo para asegurar el cierre de fronteras durante la temporada de verano, el brote ha dado aún más fuerza a la medida del gobierno. Uruguay fortalecerá los controles para evitar una mayor movilidad en los pasos fronterizos.


En junio, solo 12 casos activos de Covid-19 se habían visto afectados en todo el país y estábamos convencidos de que habíamos vencido la pandemia o, al menos, la habíamos controlado. Luego hubo altibajos, y con un seguimiento estricto de cada caso y sus vínculos, el plan resultó efectivo. Pero en las últimas dos semanas, las infecciones han aumentado y el número de casos activos se acerca al millar, y con una tendencia creciente.

El presidente mantiene su decisión de no prohibir la libre circulación de personas, sino también de reforzar el mensaje de “responsabilidad” individual y colectiva. “Si nos cuidamos, esta convivencia no tiene por qué revertirse”, dijo Lacalle Pou, quien recordó que “reducir la movilidad social” afecta a la economía, el empleo y las familias.

Estos comentarios se realizaron luego de una reunión con los responsables de la trazabilidad de los hilos epidemiológicos. “Hacen un gran esfuerzo, también trabajando de noche”, dijo Lacalle Pou. Este trabajo consiste en llamadas a toda persona que ha estado en contacto con una persona infectada, para que permanezca aislada y se haga la prueba.

El impacto de esta semana fue con un medio de fútbol seleccionado infectado, que ocurrió después del viaje a Colombia y también tras la publicación de controvertidas fotos, en el que se veía a los jugadores en una parrillada grupal, mateando y sin barbijo.


La selección uruguaya, sin protecciones Crédito: Instagram

El ministro de Salud criticó las medidas sanitarias tomadas por la selección uruguaya y calificó las acciones de los futbolistas como “negligentes”.

El virus ingresó al país principalmente a través de cruces terrestres y en menor medida por quienes llegaron al país por vía aérea, como los deportistas. Los brotes estuvieron vinculados a la ciudad binacional Brasil, en un hogar de ancianos, tres escuelas, un laboratorio, dos templos religiosos y varios clubes deportivos. En un equipo de fútbol de segunda división había más de 30 infectados y en la selección nacional llegaron a 15 en pocas horas.

Para un país de 3,5 millones de habitantes, ha habido un número significativo de pruebas. Los 100 nuevos casos detectados anteayer proceden de 4.739 análisis. Desde la declaración de la emergencia se han procesado 390.704 pruebas, con 4.477 personas infectadas, de las cuales 3.547 se han recuperado y 69 han fallecido; ahora hay 861 casos activos. De estos, nueve están en cuidados intensivos y uno en cuidados intermedios. Más de la mitad de los casos se encuentran en Montevideo.

Una de las decisiones del gobierno que fue acogida por todo el sistema político fue la formación de dos grupos de expertos, uno para la gestión de crisis y otro para el retorno a la “nueva normalidad”. .

Uno de los científicos que asesoró al presidente, Rafael Radi, especialista en biomedicina y presidente de la Academia Nacional de Ciencias, dijo a LA NACION que la mayor propagación se ha producido por “mayor movilidad, con mayor contacto, y algunos eventos en los que hubo poca protección y se prolongaron en el tiempo, en un marco de mayor contacto sin respetar todas las medidas de mitigación, como compartir con los compañeros “.

Radi describió la situación como “control relativo” con el fortalecimiento de “sistemas de prueba y monitoreo para prevenir una propagación comunitaria intensa y duradera” y “tratando de fortalecer las medidas que involucran un comportamiento social adecuado”. El experto expresó su preocupación por la temporada de verano: “Los riesgos se han verificado en Europa; fiestas, compartir bebidas y actividades bajo techo durante mucho tiempo”.

El Dr. Jorge Facal, director de la clínica médica del hospital Maciel, fue uno de los primeros médicos en tratar los casos de Covid-19 en marzo. “La gente está cansada de estar encerrada, de cuidarse y se complica porque facilita el contagio”, dijo Facal a LA NACION, preocupado por el mayor número de casos activos dificulta la vigilancia epidemiológica. “Ha surgido una buena iniciativa para incorporar estudiantes de medicina, médicos jubilados, para tareas de seguimiento”, dijo el miembro del comité de expertos, formado en marzo.

Por su parte, el expresidente de la Academia Nacional de Medicina Henry Cohen destacó que “es difícil que la gente se motive para implementar las medidas” y desconoce que Uruguay ” lo hizo muy bien ”, de ahí la importancia de“ volver a motivar a las personas, reconociendo su esfuerzo, haciéndolas parte de la solución y no del problema ”.

El sindicalista más popular del país, Richard Read, ha propuesto que “Brigadas del Ministerio de Salud y municipios” se arman para “salir a la calle a alertar, informar y concienciar de los riesgos”.

El ministro de Salud grabó un spot que publicó en redes sociales y medios con un mensaje en este sentido: “Hoy no te hablo como ministro, sino como padre. Nada. de lo que hemos logrado en toda la sociedad no hubiera sido posible sin tu participación, sin tu actitud. Y por eso te voy a pedir algo muy especial: que te encuentres menos con tus amigos o Conocimiento, y que no compartas con ellos acompañante, ni botellas, ni vasos. Eso hará que todos aplanamos la curva y lleguemos al verano en mejor forma. Cuento contigo ”.

De acuerdo con los criterios de

Más información

ADEMÁS


READ  Juez Leopoldo Bruglia: "Si la Corte no dictamina a tiempo, podríamos terminar como abogado Sosa"
More from Adelmira Carreno

Club Tigres UANL de luto, futbolista universitario pierde la vida en accidente de coche

los Tigres UANL están de luto por la muerte del futbolista Jairo...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *