Mercado libre. Planes para hacer crecer uno de sus negocios más prometedores


Paula Arregui, COO de Mercado Pago, pronosticó que la empresa avanzará en el sector asegurador; Con códigos QR, ya llegan a 1,3 millones de negocios en el país

La llegada del coronavirus ha acelerado el crecimiento de los negocios digitales, y Mercado Libre, la empresa fundada por Marcos Galperin, fue uno de los grandes ganadores. La firma, que supera los 53.653 millones de dólares estadounidenses cotizados en Wall Street, ha desarrollado sus actividades tanto en el segmento de comercio electrónico como en finanzas digitales. Según su historial, en el segundo trimestre del año había una ganancia de 89,3 millones de dólares estadounidenses.





La plataforma de pago y cobranza, que gestiona una red de 1,3 millones de empresas adscritas a sus QR en el país, avanzar en otros segmentos, y ahora también aterrizará en el compañía de seguros. Entonces él anticipó LA NACIÓN Paula Arregui, COO del gabinete, quien reveló que ya completó el proceso formal ante la superintendencia. Está previsto integrar este segmento en 2021.

-En los últimos meses se han lanzado nuevas aplicaciones y servicios fintech. Las entidades tradicionales están avanzando en el comercio digital y los bancos tradicionales están preparando su propia plataforma de pago. ¿Cómo ve la competencia en el mercado?



-Vemos que algunas de estas startups o bancos de brazo digital nacen con énfasis en especializarse en un tema. Por ejemplo, se especializan en tarjetas prepagas. Creemos que nuestra aplicación es una opción vertical y más profunda. No nos centramos en una sola cosa, sino que aspiramos a ser una opción que resuelva todo, desde cobros y pagos hasta inversiones. Este es el concepto conocido como superopp. Compartimos la visión asiática, que es estar en las necesidades financieras del día a día, no solo un agregador de pagos, y esto se hace cubriendo tantas situaciones y puntos de uso como sea posible.



Marcos Galperin es el fundador y CEO de Mercado Libre Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

-¿Cómo ha evolucionado la empresa tras la cuarentena?


-Fue un año récord tanto en soluciones de cobranza como en flujos de pago. Nuestra encuesta muestra que En siete meses, 76.000 pymes se han sumado a estas soluciones. Estas eran herramientas que las empresas necesitaban para reinventarse a la nueva realidad. Estamos viendo un gran uso de enlaces pagados, y creo que esta expansión se está produciendo porque son herramientas de recopilación de conocimientos tecnológicos independientes. Este crecimiento lo hemos visto especialmente en artículos esenciales como ferreterías o almacenes de barrio que pocas personas ofrecían antes de la pandemia. Y hemos visto cómo estos flujos generan también otros flujos. El pago por servicios a través de la plataforma ha crecido un 200%. La pandemia no fue algo que aceleró todo este cambio, y todo llegó para quedarse.

-¿Cuál es el objetivo o el plan provisional?

-Toda la evolución se ha acelerado más de lo necesario y nos habría llevado meses o incluso años ponernos al día temporalmente con lo que ha movilizado la pandemia. El objetivo no será seguir abriendo 500 frentes. Cuando se piensa en servicios financieros, los componentes son cobranza, crédito, inversión y Seguro. No hay tantos ejes. Trabajaremos duro para agregar valor y agregar una multiplicidad de usos a estas oportunidades. Este es un ejemplo concreto. Ya hemos solicitado la licencia al superintendente de seguros, donde Mercado Pago será el agente institucional. No vamos a ser aseguradoras, pero vamos a trabajar de la mano con otras empresas del sector.

-La opción de inversión rinde ahora un 19% anual, más de 10 puntos menos que la inflación de este año y la prevista para el próximo. ¿Cuál es el propósito de esta propuesta? ¿Por qué esta actuación?

-El camino lógico será diversificar. El punto de entrada fue un producto único de bajo riesgo. El objetivo es casi esoparece una cuenta de pago, Y que el dinero te devenga un poco de interés todos los días, que cuando lo necesites para repostar gasolina, comprar una hamburguesa o enviar dinero a otra persona, eso es instantáneo. Favorecemos esta inmediatez de uso sobre una lógica de inversión sofisticada, que es utilizada por un público que no es al que queríamos apuntar. Es más como una cuenta bancaria, donde obtengo mi salario, y ese dinero ríe y gana cero. En nuestra cuenta, los fondos invertidos el primer día ya generar una tasa menor que el plazo fijo mayor que cero y en dos clics. El saldo promedio es de $ 8.500, o menos de $ 100 para el empleado. Es el dinero que una empresa necesita literalmente para comprar bienes o pagar la electricidad, y crea valor. Hasta esta semana para gastarlo, todos los días se capitaliza el dinero y se gana más que tenerlo en el colchón.


Según datos de la empresa, unas 750.000 pymes han comenzado a utilizar métodos de pago digitales tras la cuarentena
Según datos de la empresa, unas 750.000 pymes han comenzado a utilizar métodos de pago digitales tras la cuarentena

-¿Y en cuanto a los usuarios? ¿A qué segmento se dirigen?

-El objetivo es apuntar a una variedad de emprendedores o personas que necesitan resolver cada día nuevas situaciones de pago. Siempre hemos tenido la circulación como plataforma entre la gente de clase media, quién no es un pionero de la innovación o quién es uno de los primeros en seguir las tendencias, Y lo que hemos encontrado en común es que muchas veces simplemente no sabes por dónde empezar y no puedes encontrar una manera fácil de comprender lo que tenemos para ofrecer.

-Recientemente planteaste que el dinero estaba “obsoleto”. ¿Porque? ¿Qué proyecciones tratan en este sentido?

-Lo que ofrecemos en todo el efectivo es porque es un instrumento no transparente y no igualitario. Hoy en día, las promociones y los descuentos se impulsan digitalmente. Además, el pago digital para nosotros no es solo un tema de tendencia e innovación, sino que es la base sobre la que se puede construir el resto de servicios financieros. Si existe trazabilidad de la persona, por ejemplo, se pueden generar posibilidades de crédito, que actualmente es muy limitado en Argentina. La digitalización de cobros y pagos es la puerta de entrada para satisfacer las necesidades de otros usuarios.

-El año pasado hubo una prueba piloto para que las billeteras digitales se puedan utilizar para recopilar programas sociales. En abril, finalmente no se les permitió administrar el IFE. ¿Qué ha pasado? Cual es tu vision

-Los parte de las prestaciones sociales sigue siendo válida. Esta prueba piloto vio un cambio en el uso del dinero. Si se piensa en el cobro de un plan social tradicional, lo típico es que el primer día que se deposita, el usuario acude al cajero automático o hace cola en el banco y saca el dinero. Como se puede observar, en promedio el 80% se retira y el 20% se utiliza con tarjeta de débito u otro medio digital. En nuestro mapeo de quienes recibieron fondos a través de nuestra billetera, el 70% se utilizó digitalmente y el 30% de los fondos se retiraron en efectivo. Al ver esto, pensamos que en la colección de IFE hubiéramos estado dispuestos a intensificar esta opción y ofrecer una opción para evitar el hacinamiento en los cajeros automáticos o el correo. No hubo negociación. Solo había algunos canales que no estaban activados. El mensaje oficial que recibimos es que con los canales tradicionales se ha resuelto la situación.

-¿Las promociones o los descuentos son un punto de atracción de clientes?

-Creemos que viene por un problema educativo, que los usuarios conocen las soluciones y al final ven que se pueden generar nuevos hábitoss. Vimos la reducción en esa primera experiencia, por lo que el usuario dice “Bueno, lo intentaré”. Ahora vemos que este descuento se usa la primera vez, pero la fuerza es generar la experiencia y esto es lo que mantiene al usuario usando la solución en el tiempo. El descuento fomenta el cambio de hábitos, pero no lo vemos como un plan para mantener a la gente enganchada.

De acuerdo con los criterios de

Más información

ADEMÁS


READ  "Nos parece una actitud irresponsable" "Revista La Capital de Mar del Plata
Written By
More from Zenaida Baez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *