Omar García Harfuch: El Cartel Jalisco desafía al Gobierno con un atentado contra el jefe de policía de Ciudad de México | Internacional

Omar García Harfuch: El Cartel Jalisco desafía al Gobierno con un atentado contra el jefe de policía de Ciudad de México | Internacional

El secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México, Omar García Harfuch, ha sobrevivido a un atentado ocurrido sobre las 6.38 de este viernes, según ha informado la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum. El vehículo en el que viajaba el jefe de la polícía ha sido emboscado en las Lomas de Chapultepec, una de las zonas más exclusivas de la capital, y se ha desencadenado una balacera en la que han perdido la vida dos de los escoltas y una mujer que transitaba por el lugar en ese momento, según la información oficial. Los criminales han atravesado una camioneta para interceptar el paso al jefe de la policía, que ha recibido tres impactos de bala en la rodilla, el hombro y la clavícula. Prueba de que “está bien”, como ha asegurado la alcaldesa, es el tuit que él mismo ha emitido desde el hospital atribuyendo el atentado al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más temidos de México.

García Harfuch, al frente de uno de los cuerpos policiales más numerosos y entrenados del país, ha ordenado desde su nombramiento, el pasado octubre, la detención de varios integrantes de los diversos carteles que operan en la capital, entre ellos del de Tepito, que resultó con la detención del jefe, El Lunares. Pero en sus atribuciones en el pasado, no siempre exentas de polémica, también ha combatido contra el cartel jalisciense. La jefa de gobierno de la capital ha admitido en rueda de prensa que son “varios los grupos que operan en la ciudad”, pero no ha respondido aún si el de Jalisco está asentado en ella o ha llegado de fuera para cometer el atentado.

México no gana para sustos. Si el martes se despertó con un terremoto de alta intensidad que mantuvo en vilo el país por unas horas, apenas amanecía este viernes en la capital cuando un tremendo tiroteo despertaba a una de las colonias más acomodadas de la capital mexicana. El jefe de la policía viajaba en un vehículo blindado hacia el centro de la ciudad, donde se reúne diariamente con Sheinbaum. La Suburban negra ha quedado sobre uno de los carriles centrales de la calle Prado Norte, muy cerca del paseo de la Reforma, con decenas de disparos de armas largas de calibre 0.50, de alto poder. Los medios de comunicación también han señalado el uso de granadas de fragmentación. Una camioneta de 3,5 toneladas con el logo de la empresa Carso había bloqueado previamente el paso del auto oficial. De la parte trasera del vehículo salieron varios hombres con armas cortas, fusiles Barrett, chalecos antibalas y abrieron fuego.

“Esta mañana fuimos cobardemente atacados por el CJNG, dos compañeros y amigos míos perdieron la vida, tengo tres impactos de bala y varias esquirlas. Nuestra Nación tiene que continuar haciéndole frente a la cobarde delincuencia organizada. Continuaremos trabajando”, ha tuiteado García Harfuch dos horas después del atentado. La jefa de gobierno ha reiterado que “no habrá marcha atrás” en el combate al narco y ha atribuido este ataque “al buen trabajo que Omar García y la policía están desarrollando para garantizar la paz y la seguridad”. Preguntada sobre si hay una ola de violencia en la ciudad debido al enfrentamiento de los grupos criminales entre ellos y con la policía, Sheinbaum se ha limitado a decir que están “en alerta” y “en coordinación con la Guardia Nacional y la Secretaria de Seguridad federal”. ¿Teme por su vida?, le han preguntado. “De ninguna manera”. Y después ha asegurado que no ha recibido amenazas.

Algunas versiones periodísticas han afirmado que los servicios de inteligencia habían interceptado llamadas con supuestas amenazas a integrantes del Gabinete federal. Entre ellos se encontraban el canciller, Marcelo Ebrard; el encargado de inteligencia financiera, Santiago Nieto; el secretario de Seguridad de López Obrador, Alfonso Durazo y el propio García Harfuch. El secretario Durazo ha confirmado esto y ha admitido en una conferencia de prensa que sí se ha reforzado la seguridad de algunos funcionarios de la Administración. El encargado de Seguridad también ha afirmado que no se descartan otras hipótesis, además de la que conduce al CJNG, y que la Fiscalía federal también investiga si hubo filtraciones que detallaron la ruta de Harfuch.

La presencia del Cartel Jalisco en la capital mexicana fue confirmada por las autoridades en febrero. La Fiscalía general y la local señalaron entonces que se habían ubicado al menos cinco células bajo las órdenes de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, en Ciudad de México. Estas operaban en las alcaldías de Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Cuajimalpa y Tlalpan. Informes de inteligencia también apuntaban la expansión de esta organización criminal a otras dos regiones. El reclutamiento de personal y sicarios habría empezado en 2018.

Las autoridades detuvieron ese mismo mes a un sicario del CJNG en la capital. Carlos Fernando, conocido como El Viejón, es el responsable de coordinar la ejecución de dos israelíes en un restaurante de un centro comercial, en julio de 2019. El doble homicidio se llevó a cabo después de que salieran mal las negociaciones entre la organización mexicana y la mafia israelí.

El CJNG, la organización criminal hegemónica en México, irrumpió en la capital en 2017. Lo hizo aliándose con delincuentes locales que pretendían arrebatar el poder a la Unión Tepito, el más fuerte en Ciudad de México. Los sicarios provenientes de Jalisco están vinculados a diversas ejecuciones en el barrio popular de Tepito. También eran los encargados de surtir de armamento de alto calibre al grupo conocido como la Anti-Unión, que disputaba el mercado de tráfico de drogas, el secuestro y el cobro de derecho de piso.

El Cártel Jalisco es uno de los más sangrientos del país. No es la primera ocasión en que atenta en contra de un funcionario público. Hasta ahora, eso sí, había mantenido los ataques dentro de las fronteras de su Estado natal, al oriente del país. El 9 de marzo de 2013 el secretario de Turismo del Estado fue ejecutado en las calles de Guadalajara a una semana de que el Gobierno del PRI asumiera el poder en el Estado. En mayo de 2018, el fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, también sobrevivió a un atentado que dejó siete personas heridas y seis detenidos, todos ellos pertenecían a un grupo de élite de la organización liderada por El Mencho, uno de los hombres más buscados del país y por quien Estados Unidos ofrece diez millones de dólares como recompensa por su captura. Las autoridades también investigan si el cartel está involucrado en el homicidio de un juez federal en el Estado de Colima.

El ataque de esta mañana ha sido registrado por las cámaras de vigilancia de la ciudad. Ernestina Godoy, la fiscal de la capital, ha dado a conocer la detención de 12 personas tras los hechos, que ya están siendo investigadas, aunque por el momento se desconoce cuántos han participado en el tiroteo. Para las familias de los tres muertos, dos policías y una comerciante ambulante, Sheinbaum ha tenido palabras de condolencia y ha asegurado el apoyo del Estado en lo que precisen. “No quedarán desamparadas”.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha mencionado lo ocurrido en su conferencia de prensa matutina y asegurado que “tiene que ver sin duda con el trabajo que está llevando a cabo para garantizar la paz y la tranquilidad tanto en Ciudad de México como en el país”. “Expresamos nuestra solidaridad, nuestro apoyo total, completo y absoluto a la jefa de Gobierno, a los integrantes del equipo de Seguridad Pública de Ciudad de México”, ha dicho el presidente desde el Estado de Michoacán. Alfonso Durazo, secretario de Seguridad federal, ha afirmado que el trabajo de Harfuch “ha tocado fuertes intereses de la delincuencia”.

Jefe de los investigadores de la Fiscalía federal durante el último Gobierno del PRI, Omar García Harfuch se ha convertido en la esperanza de paz de la Administración de Ciudad de México, en manos de Morena. Los niveles de violencia en la ciudad precipitaron la renuncia, en menos de un año, del primer director de la policía que nombró Sheinbaum, Jesús Orta. Antes de su paso por la policía, García Harfuch dirigió por algunos meses el equipo de investigación de la Fiscalía local. Ningún funcionario de alto nivel del régimen anterior ha alcanzado cotas de poder tan amplias como él en Gobiernos de Morena, el partido del Gobierno.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *