Pepsi no quiere que más profesionales se conviertan en repartidores

Para nadie es un secreto que con la crisis sanitaria se desató una emergencia económica que como una de las primeras víctimas dejó a miles de empleados, que tuvieron que buscar nuevas alternativas para no perder más ingresos. Pepsi es consciente de esta realidad.

Comprender el contexto conduce naturalmente a la primera cantidad de trabajos ordenados que en todo el mundo se cuentan en miles de millones de trabajos.

Desempleo, la constante

Un informe reciente firmado por Calificaciones de Fitch, indica que como consecuencia de las restricciones implementadas para frenar el avance de la pandemia, la actividad económica mundial sufrirá una contracción de 1,9 por ciento durante este año, a lo que se sumó la caída del PIB a razón de 20 por ciento cada semana en naciones que se han visto obligadas a ponerse en cuarentena.

Con esto en mente, el escenario busca que el mundo alcance niveles máximos e históricos de desempleo, con pérdidas que se calculan hasta 15 por ciento de la plantilla respecto a lo registrado durante el cuarto trimestre de 2019.

Cuando este mercado es leído por mercados específicos, tenemos que con respecto al mercado mexicano, las últimas estimaciones proporcionadas por el Banco de México (Banxico) indican que solo entre abril y mayo más de 12 millones de empleos en el país ambos tienen el sector formal e informal.

De igual forma, en Ecuador se estima que en medio de la pandemia cerca de 500 mil trabajadores fueron suspendidos independientemente de su profesión.

Esta tendencia va en sentido contrario a lo que está sucediendo con el sector delivery, que en medio de la contingencia aumentó exponencialmente la demanda, siguiendo la tendencia que ya se leyó hace varios años.

READ  Las ventas de los grandes almacenes bajan su caída en julio

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research, el mercado global de aplicaciones de entrega de alimentos alcanzó un valor de 3.790 millones de dólares durante 2017 y se espera que para 2023 esta cifra alcance $ 16.6 mil millones.

En este sentido, muchos profesionales comenzaron a ver este sector económico como una vía de salida para mantener su sustento.

Hoy en día, desde abogados e ingenieros hasta profesores y técnicos de diferentes ramas, son ellos quienes llevan los pedidos que se realizan desde las apps de reparto hasta la puerta de los hogares.

Una nueva bolsa de trabajo

Con esto en mente, el equipo de BBDO Ecuador y Pepsi formaron una alianza con Picker, una de las plataformas de entrega más importantes de ese país, para modificar su aplicación y promover la experiencia, habilidades y conocimiento de las personas de entrega que componen su flota con la esperanza de conseguir un trabajo que se adapte a estas habilidades.

Pepsi, la agencia y la plataforma reconocen el vínculo que se genera entre el repartidor y el consumidor, ajustando así la interfaz del servicio para obtener un beneficio adicional.

De esta forma, Picker modificó por ahora su interfaz, además de mostrar los datos habituales de cualquier pedido, proporcionando al usuario datos adicionales sobre su concesionario asignado como profesión, años de experiencia y número de contacto para contactar con él en caso de que sus servicios de los de distribución, se contratarán.

Hasta el momento, cerca de 200 repartidores se han sumado a esta iniciativa firmada por Pepsi, a la que muchos más repartidores buscan acercarse a la completa situación económica que existe en todos los mercados del mundo.

READ  Precio del dólar hoy domingo 30 de agosto de 2020, tipo de cambio

Written By
More from Zenaida Baez

La marihuana aumenta la demanda de COVID-19; industria prepara fusiones

Después de un año de casi ningún acuerdo finalizado, las empresas de...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *