Podemos insiste al juez del ‘caso Villarejo’ para que se investigue al jefe de la Policía con Aznar | España

Podemos insiste al juez del ‘caso Villarejo’ para que se investigue al jefe de la Policía con Aznar | España

De izquierda a derecha, los mandos policiales Enrique García Castaño, José Luis Olivera, Carlos Rubio, Enrique de Federico, Agustín Linares, Pedro Díaz-Pintado, Miguel Ángel Fernández-Chico, José Manuel Villarejo, Juan Antonio González, Miguel Valverde y Carlos Salamanca; en una imagen difundida por Villarejo.

Podemos no tira la toalla y ha vuelto a solicitar al juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, que investigue al comisario Pedro Díaz-Pintado, jefe de la Policía Nacional durante el Gobierno de José María Aznar (PP). Según un escrito presentado el 19 de junio, al que ha tenido acceso EL PAÍS, la formación de izquierdas insiste al magistrado en la necesidad de abrir una nueva línea en las pesquisas para dilucidar la relación entre Díaz-Pintado y el comisario jubilado José Manuel Villarejo, epicentro de la macrotrama de corrupción que ha salpicado a altos cargos del Ministerio del Interior y a empresas del Ibex 35.

El partido, personado como acusación popular en la bautizada como Operación Tándem, ya pidió esta medida al juez el pasado febrero. Pero todavía no ha recibido ninguna respuesta, pese a que se dio “traslado a la Fiscalía” el día 27 de ese mismo mes, según detalla el nuevo escrito de Podemos. Según recuerda la formación liderada por Pablo Iglesias —que señala también al comisario José Luis Olivera, antiguo jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF)—, Díaz-Pintado relató a García-Castellón que, tras abandonar su cargo al frente de la Policía Nacional, se incorporó como responsable de Seguridad a la constructora Dico, que contrató posteriormente a una empresa de Villarejo.

El antiguo jefe de la Policía con Aznar detalló que contactó con el comisario jubilado en 2005 para que le recomendara un “detective privado” o “experto en seguridad”, que pudiera investigar una “serie de notas amenazantes” que el presidente del consejo de administración de Dico había recibido. Según su versión, Villarejo le habló entonces de Cenyt sin contarle que él mismo se encontraba detrás de esa compañía. Después, según aseguró Díaz-Pintado, se enteró que la constructora había contratado a la empresa implicada en la trama y que le facturó 150.000 euros.

El nombre de Díaz-Pintado irrumpió con fuerza en la Operación Tándem en 2020, aunque ya constaban referencias a él en el sumario y los investigadores habían hallado en casa de Villarejo un documento manuscrito que reza “Pedro Díaz Pintado. De Cenyt para Dico”. El antiguo jefe de la Policía acudió a declarar ante García-Castellón el pasado enero, después de que enviase al juez una carta donde respaldaba la principal coartada del gran sospechoso de la trama. En esa misiva, que firmaba junto a otros dos antiguos jefes del Cuerpo, afirmaba que conocían las actividades empresariales de Villarejo y que sus compañías habían servido incluso como “cobertura” en investigaciones. Una aseveración de la que se desdijo finalmente durante su comparecencia ante el magistrado.

Podemos, como repite en su escrito del 19 de junio, quiere abrir una pieza separada en la causa donde se recopilen todas las referencias que consten sobre los presuntos encargos a Villarejo por parte Dico, así como cualquier dato que apunte a Díaz-Pintado. También se pidió al juez que le solicite a la constructora, señalada a su vez en el caso Púnica, toda la documentación o información que guarde sobre su supuesta contratación a las compañías de la trama. Paralelamente, la acusación popular ha vuelto a pedir a García-Castellón que rastree todo el historial como funcionario del comisario jubilado, encarcelado desde noviembre de 2017, ya que sus antiguos jefes declararon en la causa que desconocían su “situación administrativa y laboral anómala”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *