Restitución de tierras a campesinos en Córdoba - Otras ciudades - Colombia

Restitución de tierras a campesinos en Córdoba – Otras ciudades – Colombia

Entre 1988 y 1993, 56 familias campesinas fueron despojadas de sus tierras en un área conocida como El Levante, en la zona rural de Montería. Los grupos de autodefensa bajo el mando de Salvatore Mancuso han tomado el control del territorio debido a amenazas y desapariciones. El 27 de abril, el segundo tribunal civil del circuito especializado para la restitución de tierras ordenó indemnizar a 18 víctimas y sus familias con 200 hectáreas que deben entregarse con títulos de propiedad.

La compensación es una alternativa considerada cuando, en la etapa de cumplimiento o después de la falla, los beneficiarios no pueden regresar a la tierra que han perdido.

“Los procesos de restitución no se detienen, es por eso que a mediados de nuestros años cuarenta fuimos informados de esta frase agradable e importante. Esta compensación está destinada a proteger los derechos de todos los reclamantes “, dijo Dina Luz Montalvo, directora de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) en Córdoba, Sucre y Bajo Cauca.

Montalvo y los querellantes consideran la decisión a favor de las víctimas como una de las victorias más importantes para las personas desplazadas en esta región, ya que es una de las tierras favoritas del ex jefe paramilitar.

(Lea también: el ex líder paramilitar Salvatore Mancuso tiene un coronavirus)

“En el proceso de restitución de tierras, la compensación es una alternativa que se considera cuando, en la etapa de cumplimiento o después del fracaso, los beneficiarios no pueden regresar a la tierra que han perdido. Este es el caso de las familias de El Levante, quienes, por orden del juez, serán indemnizadas porque las parcelas solicitadas están ocupadas por otras víctimas que ya han sido restauradas en el marco de un proceso anterior “, dijo. Montalvo

Esta compensación se realizará con recursos del Fondo de Restitución de Tierras de Córdoba, que proporcionará propiedades rurales o urbanas que tienen características similares a las propiedades originales; Si la compensación en especie no es posible, será económicamente equivalente al valor comercial de las hectáreas ordenadas por el tribunal.

(Lea aquí: Hijo de expatriado nombrado coordinador de víctimas del Ministerio del Interior)
La emblemática hacienda El Levante, de donde los campesinos tuvieron que partir, se encuentra en el cantón de Tres Piedras de Montería. En él, Mancuso construyó la principal base operativa de las AUC y el centro de entrenamiento para ejércitos paramilitares.

La tierra consistía en alrededor de 800 hectáreas y en 1987, el extinto Incora se lo entregó a los campesinos de la región como parte de un proceso de reforma agraria. El área era en ese momento el área de influencia de la guerrilla EPL y las FARC. Sin embargo, las condiciones que provocaron el abandono de la tierra fueron dadas por la llegada de grupos paramilitares, lo que provocó el conflicto por el control del territorio.

Los hechos

Tres campesinos han desaparecido, otro más asesinado en la ciudad y los otros obligados a vender a precios bajos. Después de estos eventos, los residentes se vieron obligados a abandonar sus complots.

Los autores se autodenominaron “tangueros” porque eran hombres armados que venían de una granja en Valencia (Córdoba) llamada Las Tangas, la cuna del paramilitarismo en Colombia. Fidel y Carlos Castaño fueron los líderes de este grupo, que comenzó la escalada violenta. Sin embargo, los campesinos mismos aseguran que fue Mancuso quien se apropió del vasto valle.

Después de la desmovilización y el desmantelamiento de los paramilitares, las víctimas llegaron a reclamar lo que les pertenecía.

“En ese momento, la propiedad había sido solicitada para restitución bajo la Ley 975 como parte del proceso de Justicia y Paz, pero la Corte Suprema de Justicia en segunda instancia negó este derecho a las víctimas por evidencia insuficiente , porque no se ha demostrado el patrón de los delitos de desplazamiento forzado y desposesión, así como su vínculo causal con el procedimiento penal para postulados. En 2012, las familias comenzaron una batalla legal para recuperar sus propiedades, pero esta vez acompañadas por la Unidad de Restitución de Tierras (URT) “, indica un informe de esta entidad.

(Lea aquí: Puebloviejo: cundido de covid-19 y con un alcalde que llora a su padre)

Desde entonces, se han recibido 54 solicitudes de restitución para El Levante, Todos asistieron a la URT. Del mismo modo, se declararon siete condenas entre 2015 y 2020; incluyendo tres individuales y cuatro colectivos. 48 familias ya han sido restauradas, beneficiando a 240 personas en 742 hectáreas.

También se realizaron inversiones en 23 proyectos ganaderos productivos que representan 592 millones 802,000 pesos, y se construyeron 23 casas de interés rural prioritarias y otras 20 a través del Banco Agrario y el Ministerio de Agricultura.
La decisión es decisiva y ordena Dentro de un período máximo de 6 meses, la compensación para las personas desplazadas de El Levante ha finalizado.

GUDILFREDO AVENDAÑO
Especial por TIEMPO
Cazar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *