Aborto legal: Alberto Fernández ignora rol que asumirá Cristina Kirchner, pero espera que ella se involucre


“Sin Cristina no podemos, con Cristina es posible”, subrayan en la Casa Rosada, donde apuestan a que la vicepresidenta intervenga activamente para llegar a la mayoría en la cámara alta. Crédito: Prensa FUBA

“Sin Cristina no podemos, con Cristina es posible”. La sentencia ilustra la expectativa que tiene Casa Rosada sobre el vicepresidente de manera que la proyecto de legalización del aborto. El gobierno espera que, llegado el momento, el expresidente intervenir activamente para alcanzar la mayoría en la cámara alta, donde por ahora se cuentan más votos en contra que a favor.





Cristina jugará un papel muy importante cuando el proyecto de ley llegue al Senado y Creemos que jugará, aunque no necesariamente mire hacia afuera “, Dijo una fuente oficial importante en acceso directo al presidente Alberto Fernández, quien aseguró que el vicepresidente aún estaba al tanto de que la presentación de la iniciativa se realizaría este año.



La actitud que tendras
Cristina Kirchner de cara al debate sobre el aborto -que llegará al Senado el próximo año- es sin embargo
un signo de interrogación.
“El proyecto acaba de ser presentado y aún no ha comenzado a rodarse, queda un largo camino por recorrer”, advierten.
LA NACIÓN
desde el
Instituto Patria.
Y han sido muy claros sobre la posibilidad de que la autoridad política deba distorsionar las voluntades:
“En este tipo de leyes, no hay disciplina de partido,
depende de decisiones individuales.
Nadie, con más o menos poder, está en condiciones de convertir a dos o tres senadores en un asunto como este. ”


La vicepresidenta se dijo a sí misma: en el debate de 2018, quien cambió su postura personal sobre el aborto. Dijo que siempre había estado en contra de la legalización e incluso lo discutió con la Iglesia, Pero cambió su posición en base a la experiencia de su hija, Florencia, entre otros factores.

Los legisladores verdes de Juntos por el Cambio -quienes están listos para implementar el proyecto de Fernández- tiene serias dudas sobre el compromiso del vicepresidente para que salga el proyecto. Ellos desconcertaron declaraciones del líder del partido gobernante en el Senado, José Mayans, quien criticó el proyecto y al gobierno por presentarlo. “Los mayas siempre han sido fundamentalistas en contra de esto, es una posición muy personal”, replicaron ayer en Casa Rosada.



Vilma Ibarra fue la encargada de confirmar la presentación del proyecto al Congreso Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno

El proyecto legalización de la interrupción voluntaria del embarazo Lleva el sello de Fernández y la pluma de la Secretaria Jurídica y Técnica, Vilma Ibarra. La apuesta máxima del gobierno es poder ordenar políticamente a los legisladores oficiales menos intransigentes. Sin votar por pueden estar ausentes o abstenerse para cumplir con la voluntad de Fernández. Más allá del optimismo, también reconocen que, por las características del proyecto, la política no necesariamente dicta la de ellos.

Un colaborador cercano del presidente advirtió ayer que aún es muy pronto para pensar en el Senado. “Cumplimos nuestra promesa de campaña, quién debe enviar el proyecto. Obviamente queremos que esto sea sancionado, pero es paso a paso. Primero debe surgir de los diputados ”, dijo.

Por ahora, el presidente y su vice no han hablado desde hace varias semanas, ni de esto ni de otros asuntos. No han hablado al menos desde carta política publicado por el expresidente, encomendaron portavoces oficiales a LA NACIÓN.


Pañuelo a favor del aborto legal
Pañuelo a favor del aborto legal Crédito: Mara Sosti

Factor de Massa

A los diputados,
Sergio Massa se cuidó de dar gestos de neutralidad. Pero Casa Rosada está convencida de que si hay que luchar voto a voto,
colaborará con el proyecto del presidente.

El líder del Frente Renovador estaba a la altura cuando se debatió la legalización del aborto en 2018. En ese momento, dio libertad de acción a su bloque, que votó dividido. Pero nunca habló. En las semanas previas a la presentación de Fernández de su proyecto, Massa intentó hacer gestos externos de imparcialidad. Recibió diputados celestiales, así como representantes de organizaciones antiaborto nucleadas en el Tabla de vínculos Pro Life. También conoció al Campaña por un aborto legal, seguro y gratuito con legisladores pro-legalización. En este encuentro estuvo su esposa, Malena Galmarini, quien está “pintada” de verde. A Massa le parece difícil persistir sin pronunciarse durante un debate que impregnará toda la política.

Ayer en Casa Rosada señalaron que Máximo Kirchner demostró un “mayor compromiso”. En oposición, creen que La Cámpora buscará capitalizar simbólicamente la bandera del aborto legal.

Y si ya estaba activado era una línea directa entre Casa Rosada y los diputados y senadores de Juntos por el Cambio que están más involucrados en la campaña verde. A los parlamentarios les gusta Silvia Lospenatto y Brenda Austin y senadores como Martín Lousteau Ya han tenido algún tipo de contacto con Vilma Ibarra y con la ministra de Mujer, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, fuentes oficiales de confianza.

“No hay votaciones todavía, pero es posible. La mayor derrota fue no presentarlo “, dijeron ayer en Casa Rosada.

De acuerdo con los criterios de

Más información

ADEMÁS


READ  Así reaccionaron "los vengadores" tras la muerte de Chadwick Boseman
More from Adelmira Carreno

Giannis Antetokounmpo jugó el tercer partido lesionado contra el Heat

Ningún equipo en la historia de la NBA se ha recuperado de...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *